Mantenga saludable el suelo de su jardín

El suelo es un conjunto de rocas rotas por el clima, minerales, materiales de plantas y otros ingredientes orgánicos. Todo esto toma mucho tiempo par...


El suelo es un conjunto de rocas rotas por el clima, minerales, materiales de plantas y otros ingredientes orgánicos. Todo esto toma mucho tiempo para desarrollarse, pero puede ser dañado por nuestra acción negligente en una sola estación.


Las plantas pueden obtener nutrientes del suelo utilizando sus raíces y asimilarlos para utilizar materiales para crecer raíces nuevas, hojas y flores. Todo jardinero debe tener mucho cuidado con su suelo, tomándose un tiempo para reemplazar la comida y los demás elementos utilizados. Debemos tratarlo con cariño, no como sólo un trozo de tierra.

Un suelo saludable debería contener una mezcla de aire, agua, nutrientes y materia orgánica. Podemos proteger esta mezcla de la siguiente manera:

Agregar materia orgánica de manera regular es probablemente una de las mejores cosas que podemos hacer. Agregar composta, corteza de árbol y excremento de animal puede hacer muchas cosas:

+ Aumentar la capacidad del suelo de mantener nutrientes.
+ Hacer que el alimento de las plantas esté disponible por un período de tiempo mayor.
+ Disminuir la cantidad de nutrientes perdidos por la erosión o el blanqueo.
+ Proveer micro nutrientes que son necesitados por las plantas en pequeñas cantidades.
+ Soltar nutrientes que ya están en el suelo aumentando la acción de los microorganismos positivos.
+ Aumentar la capacidad de los suelos arenosos de sostener el agua.
+ Aumentar el drenaje de los suelos de arcilla.
+ Ahorrar dinero.

No aplique fertilizantes en el patio hasta obtener una buena lluvia; y, para obtener un resultado que dure más y que sea más seguro, utilice fertilizantes orgánicos. El suelo mojado pone los nutrientes en una solución que ayuda a distribuir el alimento para que pueda ser absorbido por las raíces de las plantas.

La habilidad de drenaje del suelo es importante. Pero cuando usted lee frases como “plante en un suelo de buen drenaje” o “la planta no disfruta de un suelo mojado”, están hablando acerca de la necesidad de aire que tiene la planta. Las raíces de las plantas necesitan oxígeno y cualquier suelo que tenga agua estancada será un suelo con una deficiencia de oxígeno.

Muchas plantas podrán soportar condiciones de alta humedad durante la estación de crecimiento, pero cuando entren en un periodo de hibernación, las mismas condiciones podrán matarlas. Mejorando el drenaje la planta tendrá un mejor ambiente para crecer.

Otro problema es que el suelo se vuelva demasiado compacto por los tractores y por otros equipos o solamente por la pavimentación de los años. Podrá encontrar suelos compactos en la mayoría de las tierras, desde hace jardines a los de granjas.

Pavimentar un suelo que sea demasiado mojado podrá producir concentraciones de tierra y arruinará la composición del suelo. Esta condición toma mucho tiempo en devolverle la salud a la tierra. Para saber si su suelo está demasiado húmedo, tome un poco con la mano y apriételo, si se rompe en su mano entonces está listo para ser pavimentado, pero si mantiene su forma entonces está demasiado mojado. Algunas personas piensan que la pavimentación no es buena para la estructura del suelo en ninguna ocasión. Expone a los microorganismos positivos al ambiente y hace que se destruyan.

Los jardineros podrán preguntarse si es mejor pavimentar el jardín en la primavera o en el otoño. Pavimentar el suelo en el otoño tiene algunas ventajas sobre la primavera. Cuando llega la primavera le permite una plantación temprana, debido a que la preparación del suelo básica ya está hecha. Pavimentar en el otoño permite que mucha materia orgánica se convierte en suelo y empiece a descomponerse, debido a que los microbios están en constante actividad.

Una excelente fuente de materia orgánica son las hojas caídas. Trate de poner una gruesa capa de hojas en el suelo en este otoño y para la primavera ya se habrán descompuesto.

El otoño es un buen momento para probar su suelo y esto debería hacerse cada dos años. En conclusión, poder seguir los pasos descritos podrá mejorar el elemento orgánico de su jardín. Es solamente un punto básico.

Deje un comentario