Mujeres: pensando en dejar de trabajar

Una de las primeras cosas en las que tendrá que pensar cuando decida quedarse en su casa es si realmente lo puede costear. Probablemente esté acostu...


Una de las primeras cosas en las que tendrá que pensar cuando decida quedarse en su casa es si realmente lo puede costear. Probablemente esté acostumbrada a vivir con dos fuentes de ingresos, pero pasar a uno solo puede no ser tan fácil. Sin embargo, quizás no termine siendo tan difícil como cree.


Si ya tiene hijos, lo primero que ahorra cuando decide quedarse en su casa es el costo de la guardería. Sin embargo, si trabaja en su casa, ese costo puede permanecer, salvo que su trabajo le permita tener a sus hijos con usted mientras lo hace. Piense qué parte de su ingreso se va en guardería. Esa cantidad de dinero le puede demostrar que no necesitará un trabajo de mucho ingreso trabajando en su casa, solo puede bastar con uno más simple.

Existen muchos otros gastos que se puede ahorrar quedándose en su hogar. Entrará en otra clasificación de impuestos. Probablemente maneje menos, coma menos en restaurantes, y no necesitará gastar en ropa para el trabajo, ahorrando no solo en negocios sino también en tintorerías.

Cuando esté pensando en cuánto le cuesta trabajar fuera de su hogar, no asuma que al trabajar en su casa dejará de comer afuera. Tendrá esos días en los que decidirá llevar a sus hijos a comer afuera, más seguido que antes.

Una cosa que muchos padres olvidan cuando deciden quedarse en casa es a manejar los planes para cuando se jubilen. Ahora, si planea quedarse en el hogar por un año o dos, probablemente no habrá problema, pero si piensa hacerlo por muchos años, esto puede tener un gran impacto cuando se jubile. Puede que no tenga el dinero suficiente como para poder financiar debidamente una cuenta de retiro teniendo que mantener a toda la familia con solo un ingreso, pero tendrá que intentar aportar aunque sea un poco. Para más información consulte mi artículo sobre planes de jubilación para padres que deciden quedarse en el hogar.

Utilice esta información para calcular cuánto necesitará ganar para poder quedarse en su hogar. Algunos podrán hacerlo con un solo ingreso, pero otros necesitarán que el padre que se queda aporte algún tipo de ingreso extra. Idealmente, esta debería ser una cantidad relativamente pequeña, ya que la idea principal de que uno de los padres se quede en el hogar es que tenga más tiempo para los niños, no la manutención de un presupuesto fuera de control. Sin embargo, si un solo ingreso no es suficiente, poner un negocio en su hogar o trabajar desde allí puede llegar a necesario.

Calcule el monto del ingreso que necesita y calcule cuánto está dispuesta a arriesgarse. Los trabajos en su hogar son más difíciles de conseguir, pero poner un negocio en su casa es más riesgoso, y puede llegar a tomar años lograr un ingreso adecuado a través de un negocio. Haga planes acordes a sus posibilidades y sepa que no podrá vivir según su estilo de vida preferido en un primer momento.

Por fortuna, a la hora de quitar todos los gastos que implicaban trabajar fuera del hogar, descubrirá que lo que tiene que ganar es una suma aún menor que la que había calculado antes. La mitad de su ingreso anterior o incluso menos puede ser una cantidad adecuada. Puede requerir sacrificio, pero de eso se trata ser padre.

Deje un comentario