Empapelados en estilos antiguos

La tendencia dentro del los motivos orientales e inspiraciones en los mismos todavía continúa en boga. Los colores desgastados como los que solemos ...


La tendencia dentro del los motivos orientales e inspiraciones en los mismos todavía continúa en boga. Los colores desgastados como los que solemos encontrar en las cajitas de te así como los colores sepias son las predominantes. Los motivos giran en torno a flores de loto y crisantemos como solían usarse en los antiguos escritos orientales sobre papel de arroz.


El negro siempre está de moda. A su vez, los empapelados nos escapan de la influencia de los años pop. Es por eso que encontrará algunos con motivos geométricos que juegan con el contraste entre el negro, blanco y rosa. Algunos efectos como las que imitan la textura del terciopelo otorgan calidez, mientras que la combinación entre superficies brillosas con otras mates le da otra dimensión y profundidad a la apariencia del empapelado negro.

El brillo es lo que caracteriza a los empapelados metálicos, que junto con los que imitan el acero inoxidable o incluso baldosas de cerámicas, están teniendo cada vez más gente que los elije. El intenso brillo del metal se encuentra ha vuelto. Los tonos vienen en aluminio con acabados satinados o brillosos que agregan vida a los colores apagados. Los motivos, estilizados y armoniosos crean una atmósfera muy contemporánea.

El blanco es tan popular como el negro, pero ya no se trata de aquel blanco “clínica” aburrido de las paredes pintadas. Hoy encontramos asombrosos efectos de luces y sombras logrados por pliegues sobre un fondo blanco. Este tipo de representación es luminosa y calma y puede venir con acabados con refinadas figuras geométricas que dan la idea de una decoración más futurista.

Los 50’ todavía siguen vigentes en la decoración de interiores. Las figuras geométricas y las curvas vienen en colores desde el amarillo, hasta el verde y el marrón. Los empapelados con motivos retro parecen nunca dejar de estar de moda.

Deje un comentario