Opciones de pisos duros y baldosas de cerámica

Los pisos duros son más durables y no requieren mantenimiento, son elegantes y resistentes al calor. Los tipos más comunes de pisos duros son los de...


Los pisos duros son más durables y no requieren mantenimiento, son elegantes y resistentes al calor. Los tipos más comunes de pisos duros son los de cerámica y de piedras naturales.

Opciones de pisos para interiores

Las baldosas de cerámica fueron originalmente utilizadas en cocinas y baños. Con los nuevos estilos de diseño de cerámicas, ahora es posible utilizarlas incluso en la sala de estar. La cerámica viene en tres tipos básicos: esmaltada, no esmaltada y de porcelana. Las baldosas de cerámica esmaltadas están diseñadas con vidrio cubierto por minerales. Las baldosas de cerámica esmaltadas vienen en terminaciones de alto y de mediano brillo. Las baldosas de cerámica no esmaltadas poseen diferentes texturas y son muy duras. La porcelana es el material más duro ya que posee una mayor resistencia a los quiebres. Las baldosas de cerámica son fáciles de mantener. Son duraderas, por lo tanto son mínimos los rayones y los quiebres que pueden ocurrir. Una cosa que deberá recordar es nunca utilizar baldosas sobre un piso que tenga movimientos estructurales. Si bien las cerámicas son duraderas, tienden a quebrarse. Esto tampoco las hace muy buenas para aquellos hogares en donde haya niños pequeños puesto que pueden ser resbaladizas al estar húmedas.

Deje un comentario