Secretos de libros de jardinería

Los libros de jardinería están llenos de planes formales para jardines y pisos perfectos, pero usted deberá considerar no solamente el jardín perfecto en sí mismo, sino aquel plan que pueda beneficiar a toda su familia. Analice la manera en que su familia está compuesta, sus necesidades y sus hábitos; luego diseñe el jardín para poder satisfacer sus prejuicios, sus deseos y sus demandas.
Lo mejor es poder hacer una reunión familiar y poder decidir lo que cada uno espera del jardín. Por supuesto, deberá verse gobernado por cuestiones de precio y de espacio disponible. Dibuje un plano de su propiedad en una escala realmente grande, como de 1×6. Luego haga una lista de las cosas que la familia necesita, como una barbacoa, un lugar para las herramientas, un lugar para secar ropa, un jardín de rocas, cercos, un lugar de juegos, una cancha de badminton o un lugar para descansar.


El que tenga la fortuna de tener espacios muy grandes, probablemente no podrá meter todas las necesidades dentro del programa, pero con un poco de planificación, usted podrá hacer las cosas gradualmente. Puede planificar su jardín para que nunca se vea desnudo y para que siempre haya espacio para las adiciones que planea hacer en el futuro. Y algunos proyectos podrán servir más de una función. Por ejemplo, si usted necesita un pasaje y tiene niños pequeños, un aro de básquetbol y una pista para andar en bicicleta podrán ser lo mismo, y fácilmente podrán justificar su costo. También, una cerca que pueda cortar una vista poco placentera también puede servir como rompevientos o como fondo para el área de descanso. Una pared puede también servir como jardín de rocas cuando se planta con arbustos enanos duros y otras especies características de los jardines de rocas.

Generalmente, la mayoría de los suelos están divididos de tres maneras: el área pública, el área que puede ser vista de la calle; el área de servicio, que incluye al garaje y los lugares de estacionamiento, el área donde se dejan las entregas, donde se secan las ropas, donde está el espacio de almacenamiento externo, el lugar para deshacerse de la basura; y el área privada, localizada en la parte de atrás de la casa. Aquí está su jardín, disponible para los juegos y para descansar; para una terraza o para comer afuera; con un lugar donde los niños puedan jugar y con un jardín con flores, frutas, vegetales, pasarelas y tal vez, piletas.

En cada división existen cosas que debe buscar y que debe evadir. En la parte pública o de frente, por ejemplo, planifique algo que requiera de un cuidado mínimo. Seleccione flores y arbustos que podrán ayudarle a presentar una cara atractiva a los que pasan todo el tiempo sin extralimitarse en la estructura, para que cuando no le pueda dar el cuidado que quisiera, el frente de su casa todavía se verá presentable. En su área de servicio, planifique que el estacionamiento y los envíos puedan ser hechos sin la intrusión de la privacidad de su patio o terraza; y para tener un área de secado que no pueda ser vista desde la calle. Para su área privada, utilice la parte más grande de la tierra, tomando ventaja de los árboles existentes y la sombra provista por su casa y su garaje para los puntos de descanso. Ubique asientos en las esquinas y separe las áreas de juego de los niños del resto del jardín.

Verdaderamente, el diseño de exteriores puede ser una aventura de nunca acabar, un pasatiempo que sea gratificante y que puede traer belleza, para la creación y cuidado de flores y árboles, viñedos y arbustos, patios y cercos, que pueda traer lujo a la casa, felicidad a la familia y placer a cualquiera que pueda ver una casa “bien vestida”.

Arquitecta Decoradora

About the author

Enamorada desde pequeña de la arquitectura y la decoración de interiores.

Deje un comentario o realice una consulta a nuestros expertos:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}