Enseñándole trucos a su perro

Enseñarle trucos a su perro no solamente será divertido para usted, sino que también ayudará a manejar las tendencias destructivas que tienen algu...


Enseñarle trucos a su perro no solamente será divertido para usted, sino que también ayudará a manejar las tendencias destructivas que tienen algunos perros. Algunos perros y algunas razas en particular se aburren fácilmente y este aburrimiento lleva a un comportamiento destructivo, pero si usted mantiene a sus animales activos y ocupados, podrá distraerlos y disminuir la cantidad de destrucción que querrán hacer.


Al momento de enseñarle trucos a su perro debe pensar en algunas cosas; en la manera en que irá a recompensarlo, dónde lo irá a entrenar y cuánto durará la sesión de entrenamiento.

Las recompensas pueden básicamente dividirse en dos categorías: comida o cariño. Personalmente considero que una combinación de las dos es la mejor manera de entrenar al perro, y por eso cuento en mi casa con una amplia variedad de golosinas.

Tiendo a utilizar tortas caseras de hígado o comida para perros seca. Si su perro tiene problemas digestivos consulte al veterinario antes de empezar a darle comida extra. Si va a utilizar la comida seca con un perro que tiene problemas de peso, tienda a medir su comida por el día y luego remueva una pequeña cantidad de sus comidas diarias para darle suficientes recompensas durante la sesión de entrenamiento. Así que en vez de tener dos comidas por día, esencialmente estará teniendo tres, pero con la misma cantidad de alimento en total.

Darle cariño al perro es muy importante. Su perro quiere que usted sea feliz, usted es el “líder de la manada” y él confía en usted para buscar alimento, calor y aprobación. Cuando el perro pueda lograr parte del truco, procure alabarlo. Por esta razón es importante hacer el entrenamiento en un lugar callado. Debería alabarlo mucho. Hable con mucha felicidad y agáchese para poder acariciar a su perro, pero procure no excitarlo demasiado, ya que querrá que se mantenga enfocado en el truco que le acaba de enseñar. Demasiada emoción podrá distraerlo y hacerlo olvidarse lo que lo hizo feliz en primer lugar.

El lugar que elegirá para entrenar a su perro también es muy importante. Debe encontrar un lugar tranquilo para que su perro no se distraiga por los olores, sonidos, personas u otros perros. Cuando esté eligiendo un lugar potencial para entrenar, tenga en cuenta estos factores. También deberá tener suficiente espacio para entrenar a su perro. Piense en el truco que está tratando de enseñarle; si involucra estar sentado y no moverse mucho, entonces podría considerar utilizar una habitación de su casa. Si está tratando de enseñarle cómo ir a buscar cosas que usted le tira o algún otro truco que involucre movimiento, entonces tal vez el parque sería un mejor lugar.

La duración de las sesiones de entrenamiento. Si las sesiones son muy largas, su perro podrá aburrirse y sus esfuerzos serán inútiles. Si son muy cortas, entonces no le estará dando al perro la oportunidad de aprender el truco antes de parar el tratamiento. No existe un tiempo justo de duración de la sesión de entrenamiento; dependerá de su perro y del truco. Una buena guía, sin embargo, es mantenerse entre los 10 a 15 minutos, y de 3 a 4 sesiones por día. La repetición es la clave para un entrenamiento apropiado, así que siga enseñando ese truco aunque parezca que su perro ya lo halla memorizado.

Deje un comentario