Cómo Proteger a los Muebles de los Gatos

Los felinos disfrutan de arañar cosas por naturaleza. Además de hacerlo para afilar sus garras, arañar les permite marcar su territorio. Una vez qu...


Los felinos disfrutan de arañar cosas por naturaleza. Además de hacerlo para afilar sus garras, arañar les permite marcar su territorio. Una vez que comiencen a arañara algo, es probable que más adelante vuelvan al mismo lugar para volver a arañar. A medida que usted intente detener esto, se dará cuenta que sus muebles se están arruinando. Si bien aun tiene tiempo para proteger los artículos de su casa, es ideal saber como proteger a los muebles de los gatos. Hay algunas cosas que tiene que tener en cuenta para efectivamente resolver este problema que generan sus gatos.


Deje a sus gatos afuera
Una de las soluciones más prácticas para proteger a sus muebles de los arañazos de sus gatos, es dejarlos afuera para que arañen otra cosa. Talvez encuentren otros objetos de madera que puedan servir como postes para arañar. Si aun no ha dejado a sus gatos afuera, es una buena idea considerarlo. Por supuesto, una vez que se den cuenta que hay muchas cosas para hacer afuera, buscarán otro lugar para arañar cosas y se alejarán de sus muebles.

Proporcione un poste para arañar
Para que sus gatos se olviden de sus muebles, usted tiene que conseguir algo que sea mejor para arañar. Al conseguir postes para arañar, sus gatos podrán experimentar con ellos. En lugar de tener un solo poste, consiga dos o más para que tengan varias opciones. Déjelos estar cerca de los postes y convénzalos de utilizarlos. Una caja de cartón puede ser una buena opción, pero prepárese para recoger pedazos de caja cada tanto.

Proteja a sus muebles
Los gatos tienden a arañar sus muebles debido a que los encuentran cómodos y accesibles. Como resultado, usted termina viendo dañado aquello que el costo tanto conseguir para decorar su casa. Al proteger sus muebles usted podrá evitar que las garras de su mascota ocasionen daños fututos. Coloque láminas de aluminio en los bordes de los muebles para que su gato se asuste cada vez que quiera arañarlo. A los gatos no les gusta arañar sobre las láminas de aluminio, por lo que su mueble estará a salvo. Del mismo modo, usted puede colocar cinta con pegamento doble faz en los bordes. Coloque una lata llena de monedas cerca del mueble que desea proteger. Cuando sus gatos se tropiecen con la lata, esta producirá un sonido tan fuerte que los asustará y evitará que vuelvan a ese mueble en particular. A pesar de que tener una lata cerca de su mueble no luzca muy agradable, es un método efectivo para protegerlo.

Algunas personas acuden a la idea de quitarles las garras y a cortarles las uñas a los gatos. De todas formas esta no es la mejor opción ya que priva a su gato de sus instintos naturales. Considere las técnicas mencionadas para proteger sus muebles y vea que bien funcionan.

Deje un comentario