Cómo hacer que su hijo mantenga su habitación ordenada

Aquí le proponemos un simple plan para ayudarle a que su niño o adolescente mantenga su habitación limpia. No se preocupe si ahora la habitación p...


Aquí le proponemos un simple plan para ayudarle a que su niño o adolescente mantenga su habitación limpia. No se preocupe si ahora la habitación parece un desastre. Solamente haga que su hijo separe 15 minutos al día para esta tarea y que empiece a ordenar. Continúe limpiando y ordenando las cosas que estén desordenadas hasta que pueda ver toda la superficie del piso y todos los estantes. Para el final de la semana podrá sorprenderse del progreso que habrá logrado. Cuando esté listo, comience a planear esta actividad de manera semanal.


Durante la primera semana usted querrá ayudarle a su niño, o por lo menos supervisarlo. Empiece por asegurarse de que todo lo que esté en la habitación tenga un lugar en donde pueda ser guardado. No se preocupe por lograr una organización perfecta, simplemente procure limpiar todas las superficies.

Accesorios necesitados.
Tacho de basura.
Tacho para la ropa sucia.
Tacho para las donaciones. Es importante deshacerse de los objetos que no necesitamos más.
Pequeñas canastas o baldes para los objetos más pequeños.
Etiquetas. Éstas sirven para hacer más fácil la organización.

Todos los días.
Haga la cama. Procure que su niño lo haga antes de las tareas diarias.

Lunes.
Limpie todas las superficies, los vestidores, mesas, mesita de luz, etcétera.

Martes.
Sáquele el polvo a todas las superficies. El polvo debería ser sacado fácilmente con un trapo húmedo.

Miércoles.
Limpie el piso; solamente las partes visibles hoy.

Viernes.
Elija un lugar específico para este día. Haga una lista de todos los lugares que representan problemas en la habitación y lentamente vaya ocupándose de ellos.

-Bajo la cama.
-Detrás de los vestidores.
-En los cajones de los vestidores.
-En un estanque.
-_______________
-_______________
-_______________
-_______________

Sábado.
Cambie las sábanas y lleve toda la lavandería hacia el cuarto del lavado.

Domingo.
Día libre. También si quiere puede utilizar este día para hacer todo lo que no haya podido hacer en la semana.

Cada semana haga una lista mental de los objetos que se encuentran diseminados en el desorden. Utilice canastas, cajas, estantes o cree sus propias soluciones para ayudar a mantener ordenados estos objetos. Tal vez deberá probar varias soluciones hasta poder encontrar una que le satisfaga. Si encuentra algo que esté funcionando bien, entonces apéguese a ese método.

Cada día fomente el hábito del orden en su hijo utilizando las tareas programadas. Dele un límite de tiempo y utilice un cronómetro (15 minutos deberían ser suficiente tiempo). No sea obsesivo, solamente trate de guiarlo. Tarde o temprano se darán cuenta de que si tiran las cosas en el piso el lunes, el miércoles deberán levantarlas de vuelta para limpiar el piso. Recuerde, solamente lleva 15 minutos por día mantener la habitación de su hijo limpia y ordenada.

Deje un comentario