¿Cuáles son las señales tempranas del embarazo?

El embarazo se produce en el momento en que se llevan uno o más embriones o fetos en los mamíferos femeninos, entre los cuales incluyen los humanos,...


El embarazo se produce en el momento en que se llevan uno o más embriones o fetos en los mamíferos femeninos, entre los cuales incluyen los humanos, dentro de los cuerpos. En el embarazo, puede haber varias gestaciones (como en el caso de los mellizos). El embarazo humano es el más estudiado de todos los embarazos mamíferos.


El embarazo bueno dura aproximadamente nueve meses entre el momento del último ciclo menstrual y el nacimiento del bebé (38 semanas desde la fertilización). El término médico para una mujer embarazada es “genetalian”, de la misma manera en que el término médico para el bebé potencial es “embrión” por las primeras semanas y “feto” hasta el nacimiento.

Una mujer que está embarazada por primera vez se conoce como primigravida o grávida 1: una mujer que nunca ha estado embarazadas se conoce como grávida 0. Similarmente, los términos “para cero”, “para uno” y así son utilizados por el número de veces que la mujer ha parido.

En muchas sociedades médicas y definiciones legales, el embarazo humano se divide arbitrariamente en tres trimestres, como una manera de simplificar la referencia a las distintas etapas del desarrollo del feto.

El primer trimestre tiene el más alto riesgo de un embarazo fallido, es decir la muerte natural del feto o embrión. Durante el segundo trimestre, el desarrollo del feto puede empezar a ser monitoreado y diagnosticado. El tercer trimestre marca el principio de la viabilidad, lo que significa que el feto puede empezar a sobrevivir si ocurre un embarazo temprano.

Antes de que empiece el embarazo, un óvulo femenino debe juntarse con un espermatozoide masculino, en un proceso generalmente referido como “fertilización”.

En la mayoría de los casos, esto ocurre a través del acto del intercambio sexual, en el cual el hombre eyacula dentro de la mujer, soltando su esperma. A pesar de que el embarazo empieza con la implementación, generalmente es mejor fijar la fecha tomando en cuenta el último ciclo menstrual de la mujer. Esto se utiliza para calcular el día estimado del nacimiento.

Tradicionalmente (de acuerdo a la regla de Naegel, que se utiliza para calcular la fecha del nacimiento) un embarazo humano se considera con una duración de aproximadamente 40 semanas desde el último ciclo menstrual, o 37 semanas desde la fecha de la fertilización. Sin embargo, un embarazo se considera haber llegado a término entre 37 y 43 semanas desde el principio de la última menstruación. Los bebés que nacen antes de la semana 37 se consideran prematuros, mientras que los bebés que nacen más allá de la semana 43 se consideran posmaturos.

De acuerdo a Merck, la regla para el embarazo humano es que debe durar 266 días desde la fecha de fertilización. Éstos son 38 semanas, o aproximadamente ocho meses gregorianos y 22 días y medio, o nueve meses lunares. Contando desde el principio del último ciclo menstrual, la norma es 40 semanas (según la regla de Naegel).

De acuerdo a la misma referencia, menos del 10% de los embarazos ocurren en la fecha dada, el 50% ocurren a una semana de distancia y casi el 90% en dos semanas. Pero no está claro si esta referencia se debe a que se calcula por un estudio temprano o por la última menstruación.

A pesar de que estos son los promedios, el embarazo depende de varios factores. Por ejemplo, el primer embarazo tiende a durar más que los embarazos subsecuentes.

Una fecha promedio de fertilización es importante, porque se utiliza para calcular los resultados de varias pruebas pre/natales (por ejemplo, en la prueba triple). Una decisión puede hacerse para inducir el parto si un bebé se pasó demasiado de su fecha. Las fechas de entrega son un estimado, y el proceso de poder dar una fecha precisa es complicado por el hecho de que no todas las mujeres tienen ciclos menstruales de 28 días, ni ovulan en el día 14 siguiendo a su último ciclo menstrual. Aproximadamente 3.6% de todas las mujeres paren en la fecha dada y el 4.7% pare en el día predicho por el ultrasonido.

El principio del embarazo puede ser detectado de varias maneras, entre las cuales se incluyen las pruebas de nacimiento que detectan las hormonas generadas por la placenta. Los análisis clínicos de orina y sangre pueden detectar el embarazo luego de la implantación, lo que es de seis a ocho días luego de la fertilización. Las pruebas de embarazo casero son pruebas personales de orina, que normalmente no pueden detectar un embarazo hasta luego de 12 a 15 días luego de la fertilización. Tanto las pruebas caseras clínicas como caseras sólo pueden detectar el estado del embarazo, y no pueden detectar su edad.

En la fase post implantación, los blastocitos secretan una hormona llamada gonadotropina del corión que estimulan el corpus luteum en el ovario de la mujer para continuar produciendo progesterona. Esto sirve para mantener el lineamiento del útero para que los embriones puedan continuar siendo nutridos. Las glándulas en el lineamiento del útero podrán hincharse en respuesta a los blastocitos, y los capilares se estimularán para crecer en esa región. Esto permite que los blastocitos reciban nutrientes vitales de la mujer. Las pruebas de embarazo detectan la presencia de la gonadotropina del corión.

Deje un comentario