Haga de su cocina un lugar cálido y confortable

¿Está cansado de su moderna cocina de color metálico, blanco y negro? ¿Encuentra que ya no se siente atraído por el estilo minimalista y en cambi...


¿Está cansado de su moderna cocina de color metálico, blanco y negro? ¿Encuentra que ya no se siente atraído por el estilo minimalista y en cambio anhela la comodidad y calidez de las cocinas campestres? Muchos de nosotros pasamos gran parte de nuestro tiempo en la cocina, por lo que es importante que la misma sea un lugar práctico y confortable.
Aquí tiene alguna de las formas para crear ese clima de calidez en su propia cocina.


Empecemos desde abajo hacia arriba. Usted puede renovar sus pisos cubriéndolos con planchas de linóleo que simulen los distintos tipos de madera y que están disponibles en casi todas las grandes tiendas. Colocarlos y adherirlos al suelo es muy fácil y nada costoso, pueden colocarse directamente sobre su piso ya que no requieren ningún tipo de revestimiento debajo y son de larga durabilidad. Realmente una gran alternativa si tiene chicos o mascotas. Las planchas tipo madera vienen en distintos tonos, así que elija aquel que mejor combine con sus armarios y mesada.

Ahora echémosle un vistazo a los armarios. Consiga algunas muestras de pintura de distintos colores naturales y fíjese cuál es de su mayor agrado. Pruebe con un color verde oliva, un chocolate claro o miel. Antes de pintar limpie los armarios hasta que no quede nada de grasa y suciedad, luego líjelos un poco con papel de lija fino y finalmente páseles de nuevo un trapo para remover el polvillo. Mezcle una parte de pintura con una de barniz y pinte los gabinetes utilizando un pincel ancho. Luego tome un trapo seco y limpio, preferentemente de algodón y páselo sobre la pintura fresca como queriendo removerla, para darle el aspecto y la textura de antiguo y desgastado. Pinte las guardas y detalles con el mismo color pero sin el barniz para darle contraste. Cuando elija los picaportes y perillas, pruebe con cobre o hierro forjado para complementar el estilo antiguo.

Ahora la mesada: comprar una mesada nueva puede ser muy costoso, en especial si requiere que la mande a hacer a medida o si quiere que sea de granito. Una forma menos costosa de remodelar su mesada es con azulejos de cerámica que vienen en una gran variedad de tamaños y colores. Los de estilo mexicano en su variedad de colores brillantes son una buena opción. Una vez colocadas las mismas, debe cementarlas de manera que queden firmes y prolijas y luego colocar alrededor una guarda de madera de 5 cms. aproximadamente para darle el acabado final y mayor calidez al diseño.

Finalmente, elija un lindo color cálido para pintar las paredes de su cocina. Las gamas de los marrones como el color arena o café con leche le darán al ambiente la sensación de calidez que desea y armonizarán a su vez con los armarios y gabinetes. Si el lugar es lo suficientemente grande, puede pintar una pared con un color más intenso y las otras con uno más suave dentro de la misma gama.

Una vez que ya complete todos los pasos básicos, es hora de darle los toques finales como frascos decorativos, canastas de mimbre y utensilios de cocina que fácilmente puede conseguir a muy buen precio en una venta de garaje. También puede colgar las sartenes de un soporte que vaya sobre el horno. Un jarrón o jarra de vidrio con flores frescas le dará un toque adorable.

Si usted tiene una cocina comedor, un armario o aparador de madera como los que solían haber en las panaderías, es una gran opción para poner los te y su colección de libros de cocina. Ahora solo resta que llene su cocina con el aroma a canela de las recetas de su abuela ¡y a disfrutar!

Deje un comentario