Enfermedades de los perros: aprenda a evitarlas

Poder tener un perro es una de las experiencias más gratificantes que una persona puede experimentar, pero este compromiso involucra mucho más que s...


Poder tener un perro es una de las experiencias más gratificantes que una persona puede experimentar, pero este compromiso involucra mucho más que solamente jugar con él en el parque y sacarlo a pasear. Existen muchas otras responsabilidades que usted debe considerar para poder ser un dueño de un perro consciente. La salud de su animal debería ser la preocupación principal de la mayoría de los dueños y en este artículo discutiremos acerca de algunas de las más comunes amenazas que pueden dañar a su mascota.


A medida que se termina el invierno y empieza la primavera, empiezan a surgir distintos tipos de amenazas para su perro. Obviamente, a medida que el clima empiece a volverse más cálido, su mascota pasará más tiempo en el exterior y será más susceptible a estas amenazas. Es importante estar alerta en búsqueda de garrapatas, mosquitos y micro organismos que se ocupan de diseminar enfermedades que podrán dañar la salud de su animal. Las garrapatas normalmente viven en las áreas donde hay bosques o en los arbustos altos y no transmiten sus bacterias a través del aire, sino más bien mordiendo al perro.

Existen otras amenazas que discutimos seguidamente:
La enfermedad de Lyme: esta es una enfermedad nacida a partir de la mordedura de una garrapata y puede causar renguera, daños al riñón y hasta muerte.

Leptospirosis: esta es la primera causa de daños renales agudos, “le toca” es una enfermera bacterial mortal que se disemina por el contacto con la orina de otras mascotas, de otra animal en general y puede ser transmitida desde los perros hacia las personas.

Rabia: esta es una enfermedad fatal transmitida por la saliva de en general una mordedura y es una amenaza para los perros y para los humanos.

Enfermedad del gusano cardíaco: esta es una enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito que se puede prevenir y que ataca múltiples organismos y que podrá causar la muerte si no es tratada.

Como propietario de un perro, existen muchas cosas que usted puede hacer para minimizar el riesgo de su mascota. Cepille a su perro periódicamente e inspeccione visualmente su animal, especialmente luego de un paseo por el bosque. Adicionalmente, utilice tratamientos en contra de las pulgas y garrapatas y medicaciones que su veterinario le recomiende. Además, su veterinario podrá sugerirle cómo proteger a su mascota de la enfermedad de Lyme a través de la vacunación.

Existe otro factor importante a tener en cuenta al momento de cuidar de su perro: dos veces al año debe realizar un chequeo médico. Verá, los perros envejecen más rápidamente que los humanos y los cambios en su salud pueden ocurrir en una cantidad de tiempo más corta. Además, los perros están cada vez viviendo más años, lo que aumenta las posibilidades de enfermedades serias durante su vida.

Estos exámenes rutinarios pueden ayudarle a su veterinario a diagnosticar, tratar o prevenir problemas antes de que se vuelvan una amenaza a la vida. Adicionalmente, estos exámenes permiten que los veterinarios discutan la nutrición, el comportamiento de su perro y otras preocupaciones que usted pueda tener.

En devolución de toda esta atención, su perro podrá darle amor incondicional, amistad y afecto. Trate de educarse a sí mismo para proteger a su perro de estas y otras amenazas dañinas. Si fuéramos a pensar en términos financieros, podríamos decir que esta es una fabulosa devolución de su inversión.

Deje un comentario