Diseño Para la Oficina en Casa

Trabajar desde casa es la meta de muchas personas. Nada de tráfico, vuelos cancelados o políticas de oficina. Pero si uno va a trabajar desde su casa, su área de trabajo tiene que ser cómoda y funcional. Haciendo algunos cambios simples ya sea a una oficina existente o al planificar un nuevo diseño, los muebles que elija podrán crear un espacio de oficina que se incorpore a su casa, en especial cuando el tamaño es limitado.


Si su oficina estará en un cuarto ya existente, como por ejemplo el comedor o el living, entonces el uso de un divisor de ambientes le permitirá usar la habitación para ambos propósitos al mismo tiempo. Los modulares cubo son ideales para esta situación. Combine los cubos de tal forma que algunos enfrentan a la oficina y otros enfrentan a la sala de estar. Si prefiere algo más tranquilo entonces un biombo es la mejor opción. Para abaratar costos, busque o haga un biombo usando materiales que combinen con la decoración de la habitación.

Cuando elija el escritorio, busque uno que le permita cerrar secciones, o un escritorio completo, para no tener que guardar nada. Esto le permitirá dejar su trabajo así como esta, y volver al día siguiente para encontrarlo de la misma forma. Además, tener un escritorio que le permitirá sacar secciones, le dará más espacio para trabajar, en el caso de que se trate de una oficina pequeña, y a su vez, le dará más espacio para almacenar cosas cuando lo necesite. Si no puede agregar un escritorio ya que esta compartiendo el ambiente con el comedor, usted puede usar la mesa del comedor como su escritorio y agregar un aparador o mesa pequeña con estantes para guardar los papeles al final del día.

Un aspecto esencial del área de trabajo es la iluminación. Lo mejor es trabajar con una luz direccional que pueda iluminar el ángulo de su área de trabajo. La habitación también debe tener luz natural o luz ambiente artificial para trabajar durante el día y la noche, de manera que el contraste entre el brillo de la pantalla de la computadora y el resto de la habitación nunca sea muy grande. El uso de luces en el techo o en las paredes puede equilibrar la iluminación.

Si su área de trabajo es compartida con otro ambiente de la casa, es muy importante estar bien organizado. Si no tiene un escritorio en donde guardar lapiceras, papel, reglas y cualquier otro elemento esencial, considere usar muebles tales como armarios archivadores para guardar las cosas. Puede usar estantes para los libros, archivadores, y revistas, y taparlos con una cortina o tela para esconderlos cuando no los este usando.

Cuando busque un escritorio para colocar la computadora en su área de trabajo, realice una lista de todos los periféricos de la computadora que vaya a utilizar. Asegúrese que el escritorio sea lo suficientemente ancho para que entre un monitor en el caso de no tener la opción de usar un monitor de pantalla plana. Para mayor comodidad, el monitor debe colocarse al nivel de los ojos. Si esta pensando en encerrar su PC, asegúrese de que haya una circulación de aire suficiente para evitar el sobrecalentamiento. Busque un escritorio que tenga un estante para el teclado extraíble. Un buen escritorio también puede incluir estantes para agregar otros componentes tales como impresoras, escaners, unidades zip, y reuters inalámbricos. Además, asegúrese de que la silla que elija sea cómoda y ajustable, de manera que pueda pasar mucho tiempo en frente del escritorio. Trate de invertir más dinero aquí, y tratar de economizar en otras cosas.

Es posible crear una oficina en casa en un ambiente existente de su hogar sin tener que hacer cambios dramáticos. Lo mejor de todo es que podrá hacerlo sin tener que gastar una fortuna, y ¡podrá disfrutar de su trabajo desde su hogar!

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49806":{"name":"Main Accent","parent":-1},"3a0f6":{"name":"Accent Light","parent":"49806","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49806":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"3a0f6":{"val":"rgb(238, 242, 247)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"l":0.95,"s":0.36}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49806":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"3a0f6":{"val":"rgb(240, 244, 248)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"s":0.36,"l":0.95,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Previo
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49806":{"name":"Main Accent","parent":-1},"3a0f6":{"name":"Accent Light","parent":"49806","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49806":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"3a0f6":{"val":"rgb(238, 242, 247)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"l":0.95,"s":0.36}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49806":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"3a0f6":{"val":"rgb(240, 244, 248)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"s":0.36,"l":0.95,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Siguiente

Arquitecta Decoradora

About the author

Enamorada desde pequeña de la arquitectura y la decoración de interiores.

Deje un comentario o realice una consulta a nuestros expertos:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}