Historia de las porcelanas Wedgwood

La historia de esta línea empieza en 1730 con el nacimiento de Josiah Wedgwood en una familia que fabricaba artesanías. A los seis años, el pequeñ...


La historia de esta línea empieza en 1730 con el nacimiento de Josiah Wedgwood en una familia que fabricaba artesanías. A los seis años, el pequeño era un aprendiz y a los 14 había sufrido un brote de viruela que había debilitado su rodilla derecha. Para 1760, Josiah tenía su propia fábrica y ya había experimentado con distintas fórmulas de porcelanas, arcillas y vidrios junto con distintos avances tecnológicos en el arte de transferir diseños a los productos acabados. En 1765 fabricó un juego entero para la Reina Charlotte, presentándose de ahí en más como el artesano de la reina. Y luego de eso, su negocio despegó.


El mayor logro de Josiah fue la creación de las vasijas Jasper. Este material es una arcilla translúcida que junta al basalto y a la fórmula original de Josiah para producir un material denso y de un color homogéneo. Luego de más de 10,000 experimentos fallados con varias arcillas y vidrios, las vasijas Jasper fueron introducidas en 1775 para lograr un importante éxito, especialmente con los nuevos compradores de la recién establecida democracia de los Estados Unidos de Norteamérica. El mismo Josiah llegó a declarar: “no existe objeto demasiado rico ni demasiado costoso para los norteamericanos”.

Wedgwood murió en 1795 y el negocio fue dejado a sus hijos que, habiendo sido criados en la riqueza, no tenían ningún interés en llevarlo adelante. El trabajo terminó en un nieto, Tom Byerly, quien tuvo que pelear bastante con la carga de un negocio por el cual tenía muy poco amor. Los próximos 25 años fueron bastante difíciles para la compañía y luego Josiah segundo se hizo cargo recomponiendo las fórmulas y los estándares del negocio propuesto por su padre. No hace falta decir que debido a los constantes golpes de la economía global, las guerras y la competencia creciente, el siglo XIX fue muy difícil y no fue hasta principios del siglo XX, bajo el liderazgo de Josiah V, que las cosas empezaron a mejorar.

Con los nuevos accesorios modernos, una campaña de publicidad mundial especialmente agresiva en Norteamérica y los diseños exclusivos, Wedgwood ha fabricado productos que van ganando un nombre en la industria una vez más. En 1966, las acciones de Wedgwood fueron presentadas en la Bolsa de Londres y desde ese momento, la compañía ha gozado de una sorprendente expansión. Los activos de Susie Cooper, Royal Tuscan, William Adams, Franciscan, Mason’s Ironstone, Waterford y Rosenthal han sido fusionados con Wedgwood para formar el grupo Wedgwood. Josiah Wedgwood I estaría orgulloso.

Un comentario to “Historia de las porcelanas Wedgwood”

  1. sofia dice:

    Gracias…me sirbio mucho la informacion

Deje un comentario