Elija correctamente sus muebles de exteriores

Los latinoamericanos están cada vez buscando más espacios exteriores cerca de sus casas para obtener un poco de relajación. En una investigación c...


Los latinoamericanos están cada vez buscando más espacios exteriores cerca de sus casas para obtener un poco de relajación. En una investigación conducida por la alianza latinoamericana de muebles de casa, el 42% de los propietarios piensan que sus espacios exteriores son como “un ambiente más de la casa que está en el exterior”. Cuando se les pregunta a estos propietarios los atributos más importantes de ese espacio, el 86% dice que debería ser un espacio para “relajarse”. El 60% ha dicho que debería ser un lugar para la familia y para los amigos, y el 57% quería que fuera “un santuario”.


El santuario más solicitado es el mirador modular, y ahora es más barato que nunca. Entre sus mejores características están las pantallas removibles y las elegantes canopias, además de las ventanas que pueden ser abiertas y cerradas.

Una opción más móvil para lograr un santuario puede ser un lugar para tomar sol para una o dos personas que ofrecerá un oasis íntimo, cuando es combinado con un biombo o una canopia. Cuando una cómoda esquina de un porche cubierto no está disponible para lograr ese nostálgico emblema de tranquilidad que puede ser una silla mecedora, existen algunos columpios con base propia que convertirán cualquier lugar del jardín en un lugar de pacífico reposo.

Debe abundar una tranquilizadora paleta de colores llena de azules acuáticos y verdes tierra que hagan referencias visuales a los símbolos asiáticos de la serenidad. La nueva colección Kyoto de la marca Century Leisure “hace eco de nuestra búsqueda de un oasis de paz y belleza” dice su diseñador, Richard Frinier. “Su apariencia es una de pura elegancia, pura tranquilidad y pura armonía”.

“Poder vivir afuera hoy en día es más barato que nunca” dice el arquitecto residencial Cheryl O’Brien. Hasta en las áreas urbanas donde hay muy poco espacio de exteriores, los norteamericanos necesitan más que sólo algunas macetas. Estos consumidores podrán encontrar diseños funcionales y estilísticos dispuestos a compactarse en pequeños lugares bajo el sol. Juegos de mesa de café para dos personas, diminutas mesas de jardín y hasta barras de media altura con sus respectivos taburetes son todos artefactos especialmente diseñados para vivir en el exterior.

Deje un comentario