¿Cuál es el filtro correcto para mi aire acondicionado?

La función primaria del filtro del aire acondicionado es limpiar el aire. Simplemente retiene las contaminaciones del medio ambiente, las partículas...


La función primaria del filtro del aire acondicionado es limpiar el aire. Simplemente retiene las contaminaciones del medio ambiente, las partículas del aire y las emisiones de ozono fuera del aire de la casa y fuera del artefacto en sí.


Usted obtendría varias variedades de filtros de aire para su aire acondicionado, como los HEPA, los estándares, los filtros plisados, los electrostáticos y los electrónicos. Lo más común entre estos son el estándar, el plisado y los filtros electrostáticos. Estos filtros son usualmente instalados en las paredes, cielos rasos, hornos o hasta en la máquina acondicionadora misma.

Los filtros estándar están hechos de hilos de fibra de vidrio y de cartón, y es capaz de filtrar el diez por ciento de las partículas de polvo. Estos filtros necesitan ser reemplazados todos los meses. Los filtros plisados son más eficientes que los estandares. El material del filtro es diseñado como un abanico del papel y, como cubre un área mayor, pueden remover cerca de treinta y cinco a cuarenta por ciento de las partículas del aire. Se supone que tienen una duración de vida de dos a cuatro meses; al menos eso es lo que sus fabricantes dicen. Cuestan entre $5 y $20, siendo un poco más caros que los filtros estándar.

Los filtros electrostáticos atrapan partículas de polvo a través de una carga eléctrica. La carga eléctrica se genera dentro del artefacto, o es generada cuando el aire atraviesa los estratos del filtro. Estos filtros valen entre $20 y $100 cada uno. Será suficiente que cambie los filtros una vez al año.

Un filtro electrónico tiene casi el mismo mecanismo que el filtro electrostático. Las personas alérgicas usualmente prefieren este tipo de filtros. Los filtros electrónicos son más eficientes que los electrostáticos, ya que no retienen la corriente del aire dentro de la máquina. Usted puede escoger cualquier tipo de filtro según su necesidad, pero asegúrese de hacer revisar las bobinas y limpiadores cada mes.

La única forma de hacer que su aire acondicionado funcione bien es cambiando los filtros en intervalos regulares. Esto es realmente importante, porque los filtros tapados o sucios obstruirían el flujo correcto del aire. Esto a su vez reduciría la función de las bobinas de absorber el calor y, naturalmente, su aire acondicionado simplemente dejará de funcionar completamente por sobrecalentarse.

Deje un comentario