Secretos de jardinería orgánica

“La jardinería orgánica no implica sólo evitar la utilización de productos químicos, sino, el implemento de un estilo de vida orgánico usando ...


“La jardinería orgánica no implica sólo evitar la utilización de productos químicos, sino, el implemento de un estilo de vida orgánico usando las leyes de la naturaleza.” Leí esta cita escrita por alguien desconocido hace un tiempo, y me di cuenta que mis padres y otras personas como ellos ya eran jardineros orgánicos mucho antes de que estos principios vuelvan a surgir hoy en día. No usaban productos químicos en los alimentos de sus hijos y la jardinería formaba parte de la vida cotidiana, para asegurarse de que haya comida suficiente para los largos inviernos. Todo era reciclado, y las sobras de la cocina se tiraban al jardín para rellenar la tierra. Se usaban fertilizantes orgánicos, tales como el estiércol, y el único fertilizante que se usaba sobre las rosas era la harina de hueso. Mi madre y mi padre hacían vegetales riquísimos, y en gran cantidad- los suficientes como para alimentar a una familia de siete personas durante todo el invierno. Los pájaros, gusanos y otros signos de una tierra con vida eran bienvenidos en el jardín.


En los últimos tiempos, los fertilizantes químicos sintéticos, pesticidas y herbicidas se han convertido en la práctica más común entre las prácticas agrícolas comerciales. Estas prácticas han tenido algunos resultados indeseables, como la destrucción o el agotamiento de la capa superior del suelo, en donde la tierra se vuelve menos fértil, y el uso excesivo de plaguicidas ha dado lugar a plagas resistentes a los productos químicos, resultando en el desarrollo de productos químicos más fuertes. Nuestro medio ambiente está siendo dañado por derrames de productos químicos tóxicos, lixiviación de los mismos hacia los ríos y los suministros de agua están contaminando nuestra agua potable. Además el efecto del calentamiento global se está convirtiendo en una parte importante de la agenda política.

Nuestra dieta y salud están pasando a ser temas de cada vez mayor importancia a medida que se esta prestando más atención a la relación entre la alimentación y salud. La investigación ha demostrado que las verduras cultivadas orgánicamente poseen más vitaminas y minerales que las cultivadas con fertilizantes inorgánicos. Implementando la jardinería orgánica y cultivando la mayor parte de nuestros alimentos, es uno de los pasos que podemos tomar para comenzar a sanar la tierra en que vivimos y a su vez en el proceso, sanarnos a nosotros mismos. Hay varios componentes clave para la práctica de la jardinería orgánica.

Deje un comentario