Desarrollando el estilo minimalista

Este estilo es ideal para aquellos que gustan de los ambientes sumamente simples, sobrios y ordenados. Se podría afirmar que la idea principal que ri...


Este estilo es ideal para aquellos que gustan de los ambientes sumamente simples, sobrios y ordenados. Se podría afirmar que la idea principal que rige al diseño minimalista es brindar una importancia muy grande al espacio, intentando preservarlo en el mayor grado posible, y a los objetos que al no ser demasiados se convierten en uno de los centros de atención principal del ambiente.


Este diseño se aprecia sobre todo en las estructuras no tanto en los accesorios que pueblan los salones. Para resumir, se puede decir que los elementos de mayor importancia de cada sitio son: la luz, los pisos, las superficies y las paredes. Este estilo comienza a delinearse desde el primer momento en que construye o modifica un lugar.

La sensación que despiertan estos ambientes es la de tranquilidad y orden, ya que el objetivo principal de este diseño es desaparecer todo aquello que se presenta con aires desaliñados. En cuanto a la cromática, los colores que más se utilizan son el beige, el blanco y el gris. Que no solo inspiran orden sino también ayudan a brindar mayor amplitud visual a los sitios. Los muebles más utilizados son aquellos que guardan gran utilidad y funcionalidades, no abundan demasiado y son de líneas muy simples.

Deje un comentario