Aromatuzación de ambientes: velas perfumadas

Las velas muy perfumadas emiten aroma aun cuando no están encendidas. Por esta razón, muchas personas poseen velas muy perfumadas de soja simplemente por el efecto decorativo que proporcionan. Dentro de las velas de soja, usted podrá elegir de una amplia variedad de aromas y de combinaciones de olores. Si usted no está seguro si las velas perfumadas usan aceites de fragancia o aceites esenciales, una mirada rápida al nombre del aroma le dará la respuesta. Los nombres como “helado de dulce de leche caliente” o “tarta de canela” probablemente estarán hechas a base de aceites de fragancia. Los aceites esenciales se hacen a base de plantas y mantienen el nombre de la misma, como eucalipto, mejorana, camomila, o jengibre, por ejemplo.

Velas aromáticas

Si usted quiere velas de aromaterapia muy perfumadas, deberá elegir aquellas cuyos olores tengan nombres de plantas. Saber un poco sobre las propiedades curativas de tales velas también le ayudará a elegir los más apropiados de acuerdo a sus necesidades. El color tiene poco que ver con la aromaterapia, pero es probable que el color de la vela esté estrechamente relacionado al olor. La lavanda es un aceite conocido por sus propiedades calmantes y relajantes, y las velas de soja más perfumadas de esta naturaleza poseen una sombra morada o lila. Del mismo modo, las velas de soja muy perfumadas de pino poseen una sombra verde.

Las velas muy perfumadas pueden enmascarar el olor de la cocina o de su mascota. Si utiliza velas de soja para este propósito, también obtendrá un hogar más sano. Usando velas de soja muy perfumadas, obtendrá los aromas dulces en el aire sin necesidad de tener que usar cualquier producto químico de espray. Las velas muy perfumadas tienen muchos usos además de crear un ambiente propicio para el romance.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"62516":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"62516":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49806":{"name":"Main Accent","parent":-1},"3a0f6":{"name":"Accent Light","parent":"49806","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49806":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"3a0f6":{"val":"rgb(238, 242, 247)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"l":0.95,"s":0.36}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49806":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"3a0f6":{"val":"rgb(240, 244, 248)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"s":0.36,"l":0.95,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Previo
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"49806":{"name":"Main Accent","parent":-1},"3a0f6":{"name":"Accent Light","parent":"49806","lock":{"saturation":1,"lightness":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"49806":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"3a0f6":{"val":"rgb(238, 242, 247)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"l":0.95,"s":0.36}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"49806":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45,"a":1}},"3a0f6":{"val":"rgb(240, 244, 248)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"s":0.36,"l":0.95,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Siguiente

Arquitecta Decoradora

About the author

Enamorada desde pequeña de la arquitectura y la decoración de interiores.

Deje un comentario o realice una consulta a nuestros expertos:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}