Eligiendo una cuna para el bebé

¿Existe alguna vista más placentera que la de un bebé recién despierto de una profunda siesta? Con la opción correcta de cuna y un ojo vigilante,...


¿Existe alguna vista más placentera que la de un bebé recién despierto de una profunda siesta? Con la opción correcta de cuna y un ojo vigilante, ¿no podemos asegurar que nuestros bebés dormirán tranquilos y seguros? Por supuesto, ¿por qué no? A menudo, cuando ponga a dormir a sus bebés en un catre o una cuna, se sentirá relajado, así que intente hacer un uso óptimo de ese tiempo trabajando o descansando. En esta situación, deberá ser extremadamente cuidadoso para evitar los accidentes relacionados con la cuna. Nunca deje a su bebé fuera de su vista.

Cunas de calidad.

Eligiendo una buena cuna para su bebé
Tenemos la libertad de elegir cunas de acuerdo a nuestro gusto y a la seguridad de nuestros niños, ya que existen una gran variedad de opciones en cunas hoy en día.
Si la cuna está hecha de madera/hierro forjado y posee barras, asegúrese que la distancia entre las barras sea menor a 5 centímetros. Esto evitará que la cabeza de su bebé quede atorada entre las barras.
Evite cunas antiguas y usadas, ya que tienen chances de romperse, astillarse o de perder pedazos de pintura. Esto puede dañar a su bebé, sobre todo si ya tiene dientes.
Busque superficies puntiagudas y astillas en la cuna.
También controle la altura de la cuna, para que su hijo no se caiga al pararse.
El colchón debe cubrir parcialmente los lados de la cuna para que las manos y los pies del niño no queden atoradas entre las barras.
El tamaño de la cuna debe ser de tal forma que sus pies no toquen el extremo, y debe tener espacio suficiente para rodar por lo menos una vez.

Deje un comentario