Cómo escoger el congelador y heladera correctos

Las características de los congeladores y heladeras modernos: Una pantalla de cristal líquido sugiriendo la clase de comida que debería ser almace...


Las características de los congeladores y heladeras modernos:
Una pantalla de cristal líquido sugiriendo la clase de comida que debería ser almacenada en una temperatura dada y la fecha de caducidad de la comida almacenada. El indicador del estado del filtro le dirá cuándo es hora de cambiar. Una zona fresca en los estantes de la puerta del refrigerador. El aire de la sección del congelador es desviado hacia la puerta del refrigerador, ayudando a conservar mejor leche o jugo en el estante de la puerta.


Una máquina para hacer hielo que se encuentra dentro de la puerta, diferencia del diseño estándar que ubica esta máquina en el congelador, ahorrando aproximadamente 2 pies cúbicos (60 L) de espacio funcional en el congelador. Es también desmontable, y ayudará a impedir que la máquina de hielo se atasque. Esta característica es exclusiva de las “heladeras congeladoras de lado a lado”.

Un aviso de falla eléctrica, que alerta al usuario, usualmente mostrando el estado de la temperatura.

Funcionamiento libre de escarcha. Con el tiempo los vapores atmosféricos de agua se condensan sobre las bobinas de enfriamiento en forma de hielo, lo que eventualmente puede aglomerarse en una capa de varios centímetros de ancho. Esta capa de hielo puede ser removida vaciando el refrigerador y apagándolo, para que el hielo se derrita. En una de nuestras heladeras y congeladores el funcionamiento será libre de escarcha, ya que se equipa un calentador y un termostato alrededor de las bobinas refrigerantes. El enfriamiento es periódicamente apagado (varía de cada 6 a 24 horas, dependiendo del modelo) y el calentador se prende hasta que la temperatura alrededor de las bobinas ligeramente exceda el punto de congelación del agua, después de eso se reanuda la refrigeración normal. Esto derrite cualquier hielo que se halla juntado alrededor de las bobinas y le impide seguirse acumulando.

La máxima temperatura a la que se llegó durante una falla eléctrica puede ser mostrada, junto con información acerca de si el alimento congelado se ha descongelado o si puede contener alguna bacteria peligrosa.

Una preocupación en aumento es el medio ambiente, y para ayudarlo sería mejor deshacerse de su heladera y congelador viejos – principalmente por el Freón, el líquido de refrigeración usado que daña la capa de ozono. Pero a medida que la vieja generación de refrigeradores desaparece, es la destrucción de los aislantes de CFC lo que causa preocupación. Las heladeras y congeladores de nuestra línea usan un líquido refrigerante llamado HFC-134A (fórmula 1,2,2,2-tetrafluoroetano), que no daña la capa de ozono.

Deje un comentario