‘Niños’ Category

Sillas de coche para bebés: Protegiendo niños a bordo

Los numerosos accidentes de autos que ocurren cada año resultan en muertes y lesiones de niños jóvenes y requieren el uso de un nuevo dispositivo d...

 

Los numerosos accidentes de autos que ocurren cada año resultan en muertes y lesiones de niños jóvenes y requieren el uso de un nuevo dispositivo de seguridad: las sillas de autos para bebés. El dilema más común de la mayoría de los padres consiste en elegir un tipo de silla entre la gran variedad (cada una con sus características de seguridad propias) que existe en el mercado. La respuesta a esto es que cualquier silla es ideal si su bebé puede caber en ella cómodamente, si entra sin problemas en el automóvil y no se sale del presupuesto.

Sillas de coches para bebés

Todas las sillas para bebés, y para el caso cualquier dispositivo que tenga que ver con seguridad vehicular deben pasar. Las mismas pruebas federales de seguridad contra choques y accidentes. Las sillas de autos para niños aprobadas por el gobierno garantizan seguridad; los estándares de seguridad deben ser colmados por todos los fabricantes. No hace falta decir que incluso la silla más económica que se vende en los negocios ha atravesado las mismas pruebas que todos los demás, y mantendrán a su hijo seguro, siempre y cuando esté adecuadamente instalada.

Las características adicionales están muy bien, pero aumentarán el costo de la silla. Precios más altos no quieren decir que obtendrá una mejor silla, ya que no existen sillas para autos “mejores” que otras. Algunas características adicionales solo significarán algo si pueden ser utilizadas, pero la silla tiene que ser cómoda para el bebé antes que nada. Una vez que haya elegido una silla de bebé para el auto, lo que sigue en su lista de actividades es leer el manual de instrucciones. La silla más cara y con mayor cantidad de características adicionales no será de ninguna utilidad si su manual no es leído cuidadosamente, ya que algunas sillas tienen requerimientos especiales de instalación y uso.

En todos los casos se aplica la misma regla. Aquellos bebés y niños que pesan menos de 9 kilogramos deben sentarse apuntando hacia la parte trasera del auto. Si el niño ya tiene un año de edad y todavía está debajo del peso mínimo, la silla de auto apropiada debe ser del tipo convertible, pero el niño deberá seguir mirando hacia la parte trasera del auto. Las sillas convertibles pueden ser adaptadas para que el niño mire hacia adelante, algo que puede ser bueno una vez que supere el límite mínimo de peso.

Los juguetes clásicos nunca pasan de moda

 

¿Quién no ha escuchado el viejo dicho ‘Antes, cuando era joven…’? Los tiempos han cambiado y también lo han hecho los juguetes con los que nuestros hijos juegan. Ahora los videojuegos tiñen el panorama con violencia y mundos virtuales para que nuestros hijos “disfruten”.

Juguetes clásicos

Pero algo más ha cambiado en esta nueva era, la disponibilidad de los juguetes clásicos. Con Internet, es ahora posible encontrar los juguetes con los que crecieron jugando su abuelo y su padre. Estos juguetes nunca pasan de moda. Observemos la historia de uno de estos juguetes: El Mecano,

A. C. Gilbert era un hombre brillante, en la época de su muerte en 1962, tenía 150 patentes de invenciones a su nombre. De hecho, cuando era un niño, se destacaba como un talentoso mago, y fue ese talento el que lo ayudó a pagar su educación en la Escuela Médica de Yale. Mientras asistía al colegio y hacía magia, formó Mysto Manufacturing, una compañía que producía kits de magia para niños.

Gilbert finalmente terminó sus estudios en Yale, pero decidió entrar en el negocio de juguetes en lugar de practicar la medicina. Siendo un talentoso inventor, decidió dedicarse al entretenimiento y la educación de niños. ¿Su invención más popular? El famoso kit de construcción conocido como Mecano.

En 1911, en uno de sus tantos viajes en tren desde New Haven (su hogar) hasta la ciudad de Nueva York, observaba desde la ventana como unos trabajadores posicionaban y remachaban los palos de luz de acero de una torre eléctrica. Fue entonces cuando decidió crear su kit de construcción para niños, con piezas agujereadas regularmente para que puedan pasar los pernos, y con la inclusión de tuercas, poleas, piñones, y eventualmente motores. Si bien una empresa británica estaba vendiendo un juguete similar, Gilbert pensó que el suyo era más realista. Su set tenía muchas ventajas técnicas, especialmente piezas de acero que no se torcían pero podían tornarse para cualquier lado formando ángulos de noventa grados, además de que cuatro de ellos se unían formando un cubo.

Respaldado por la empresa más importante de América en publicidad para juguetes, Gilbert comenzó a vender su “Mysto Erector Structural Steel Builder” en 1913, (luego su nombre fue modificado por el que se conoce en la actualidad) y el juguete se convirtió en uno de los más populares de todos los tiempos. No era raro encontrar salas de estar a lo largo de todo el país decorados con pequeños rascacielos y edificios construidos por las mentes de los más pequeños. Se estima que la compañía de A. C. Gilbert vendió más de 30 millones de sets.