‘elegir telas’ Tagged Posts

Opciones para elegir telas para cortinas

Las cortinas de tela probablemente sean la opción más popular dentro de los accesorios para ventanas. Puede elegir entre una tela liviana o una cort...

 

Las cortinas de tela probablemente sean la opción más popular dentro de los accesorios para ventanas. Puede elegir entre una tela liviana o una cortina más pesada. Con tantas opciones de telas en el mercado, las opciones son infinitas.

Elegir las cortinas

Su selección dependerá del color de su habitación, de la privacidad requerida, cuán cálido o fresco quiere dejar el ambiente y de la cantidad de luz que quiere que entre a la habitación. Por ejemplo, si desea optimizar la cantidad de luz que ingresa a al cuarto, elija una tela liviana con un color claro y patrones suaves en lugar de una cortina más pesada. Si a su ventana le entra mucha luz solar, evite usar materiales de colores oscuros, ya que se descolorarán rápidamente. Otros parámetros que deberá tener en cuenta a la hora de elegir la tela para las cortinas son el tamaño de la habitación, la forma de la ventana y el color de los muebles y la tapicería.

Si está comprando cortinas para una habitación que se usa formalmente, use telas como brocado, damasco, falla, seda, terciopelo o pana. Si tiene que vestir una habitación informal, puede elegir ente rizado, cretona, satén de algodón, tejido de lino o tela de sábanas. Para una habitación no tan formal puede también utilizar paño fino, arpillera, tela, corderoy, denim, muselina, popelina, gamuza o tejido de lana. No se olvide de consultar la etiqueta para encontrar las instrucciones de lavado.

Antes de buscar telas asegúrese de medir la ventana con precisión. Para determinar la longitud del varal en el que colgará las cortinas, primero debe decidir la longitud de la cortina: de la longitud del alféizar, debajo de la medida del alféizar, o a la altura del suelo. El grosor del varal también dependerá del peso de la tela. La anchura de la cortina debe ser un poco mayor que la anchura de la ventana. Puede ser hasta tres veces la medida de la ventana si quiere que esté muy fruncida.

Revestir sus cortinas las protegerá del daño que le pueda provocar el polvo, la luz solar (especialmente aquellas cortinas de colores oscuros) y la posibilidad de insolar la habitación. No deberá revestir sus cortinas de tela si son claras, ya que no querrá disminuir la cantidad de sol que penetre a través de ella, y así podrá controlar la temperatura de la habitación.