Seguridad Domiciliaria: no abandone su casa sin ella

Dependiendo de su edad o en donde creció, es probable que nunca antes haya cerrado con llave la puerta de su casa. Parece que fue ayer, pero esos tie...


Dependiendo de su edad o en donde creció, es probable que nunca antes haya cerrado con llave la puerta de su casa. Parece que fue ayer, pero esos tiempos han quedado atrás. Nuestra forma de vida ha cambiado rápidamente. Las iglesias, escuelas y barrios ya no son instituciones sociales que vinculan a familias enteras en una sola comunidad. La gente no conoce a sus vecinos como lo hacían antes.

La delincuencia y el temor a la delincuencia amenazan al bienestar de una comunidad. A las personas les da miedo caminar por las calles y los parques y la sospecha se desata entre los jóvenes y los adultos. El delito, a su vez se alimenta del aislamiento social y la falta de vínculos comunitarios.

Los siguientes son algunos datos sobre el delito en los barrios de hoy:
– Los robos de automóviles son los delitos de barrio más frecuentes.
– El allanamiento del hogar es uno de los delitos más fáciles de cometer y más vaciles de prevenir.
– La mayoría de los ladrones de casas son jóvenes principiantes que buscan blancos fáciles.
– En más de la mitad de los robos a los hogares, los ladrones no entran por la fuerza.
– La mayoría de las intrusiones en los hogares se producen durante el día, mientras que los propietarios están ausentes. El ladrón observara su casa por un tiempo para ver cuando usted entra y sale de su hogar.

Deje un comentario