Renovando el baño

Al renovar los baños más viejos suelen surgir varios problemas no deseados, como una cañería antigua que conduce a la ducha, bañera o lavabo, o u...


Al renovar los baños más viejos suelen surgir varios problemas no deseados, como una cañería antigua que conduce a la ducha, bañera o lavabo, o un piso dañado por el agua. Nunca sabrá que se encontrará hasta comenzar la disección de su baño. Cuando levante ese piso viejo de cerámica, no se sorprenda con las cosas que puedan estar acechándolo debajo de la superficie. Recientemente, estuve viendo distintos contratistas, ya que dentro de poco tendré que abordar la renovación de mi propio baño y quería asegurarme de no dejar nada afuera ya que yo voy a realizar la mayor parte del trabajo.

Volviendo al proyecto de renovación del baño, tuve que retroceder varios pasos al ver y darme cuenta que si el trabajo no se hace bien desde el principio, uno termina gastando más dinero en el proceso de reparación. Como las baldosas de cerámica no estaban bien colocadas, con el tiempo se produjeron severos daños a causa del agua, lo cual requirió de una urgente reparación, además la mampostería no se distribuyó uniformemente a lo largo de las tablas del piso, lo que generó que la madera se pudra, y en última instancia me condujo a tener que empezar todo de nuevo.

¿Buscar un profesional

Si usted no es un profesional y necesita asesoramiento sobre las técnicas adecuadas de instalación, las ferreterías locales suelen ofrecer clases los fines de semana sobre distintos proyectos de renovación del hogar. Desde la instalación de nuevos armarios, paneles de baño o cabinas de ducha, todo lo que necesita saber para su proyecto de renovación de su baño. Invertir algunas horas de su tiempo para hacerlo bien la primera vez que lo haga, valdrá la pena al final, o si está buscando contratar un experto, antes de hacerlo, busque información sobre la estructura del proyecto y obtenga referencias de varias fuentes.

Firme un contrato con la empresa que va a diseñar su baño

Antes de firmar con su contratista, revise su trabajo bajo una lupa, busque las mínimas grietas y surcos en las cerámicas, examine la lechada, el calafateo alrededor de la bañera, duchas, lavabos y armarios junto con cualquier imperfección en las paredes, recuerde que una vez que el contratista desaparece del área de trabajo, puede resultarle difícil relocalizarlo para que realice las reparaciones. También es de suma importancia esbozar un contrato entre el propietario y la compañía que esta contemplando contratar para la renovación de su baño y no firmar nada antes de estar completamente satisfecho con sus éticas de trabajo y políticas. Usted quiere asegurase que la compañía que contrate regresará al lugar de trabajo para realizar cualquier tipo de reparación necesaria en el caso de que algo salga mal con la instalación del baño, ya sea las cañerías o los pisos. Ser un consumidor inteligente protegerá su inversión.

Deje un comentario