Evitando que fuercen su cerradura

No es tan difícil como parece, pero tampoco tan fácil como lo vemos en las películas. Algunos dicen que se requiere tanto del arte como de la cienc...


No es tan difícil como parece, pero tampoco tan fácil como lo vemos en las películas. Algunos dicen que se requiere tanto del arte como de la ciencia. Tenemos que tener un buen conocimiento del mecanismo de la cerradura, y algo de práctica.

Primero hay que insertar una llave de tensión en la cerradura (por ejemplo un destornillador) y, aplicando un poco de presión, girar el cilindro de la cerradura de igual forma que con una llave normal (hay que averiguar para qué lado hay que girar). Esto ayudará a crear un pequeño espacio entre las clavijas (que se encuentran dentro de la cerradura). Luego, hay que insertar una llave ganzúa para levantarlos (de igual forma que lo haría una llave cuando se inserta en la cerradura). Si sigue haciendo esto y continua aplicando presión en la llave de tensión, escuchará un pequeño “clic” (generado por las clavijas cuando caen a la posición correcta) y la cerradura estará desbloqueada.

Para cerraduras más sofisticadas, se puede usar una horquilla de metal como ganzúa. Sin embargo, los cerrajeros profesionales necesitan un kit adecuado de ganzúas. Básicamente este contiene una llave de tensión (de distintos tamaños y formas) y varias ganzúas (largas piezas de metal que son curvas en uno de sus extremos). Algunos usan pistolas ganzúas eléctricas (contienen largas piezas de metal y cuando vibran empujan a las clavijas hacia arriba y desbloquean la cerradura).

Rebloqueos de cerraduras
El proceso de rebloqueo es bastante sencillo (solo requiere algunos minutos) y no debe ser confundido con el proceso de reemplazo de cerradura. Consiste en desmontar el cilindro de la cerradura y reemplazar los viejos pins por nuevos, para que concuerden con la nueva llave. ¡Luego, el cilindro es instalado de nuevo en la cerradura!

Cuando por ejemplo, un miembro de la familia pierde la llave de la casa, podemos asumir que un ladrón la tiene. Debemos inmediatamente rebloquear la cerradura de la casa para prevenir un robo. No cuesta ni mucho dinero ni mucho tiempo, y nos ayuda a evitar un gran estrés. Se recomienda efectuar el mismo procedimiento si se va a mudar a una nueva casa o departamento.

Cuanto mejor sea la cerradura, ¡más difícil será entrar para un ladrón!

Deje un comentario