‘Jardin’ Category

Nuevos avances en cortadoras de césped robóticas

Las cortadoras de césped robotizadas están ganándose un lugar en la vida de cada vez más familias. Así como la máquina lava vajilla, al principi...

 

Las cortadoras de césped robotizadas están ganándose un lugar en la vida de cada vez más familias. Así como la máquina lava vajilla, al principio traían más inconvenientes que soluciones, pero luego, con los avances de la tecnología, las mismas se han convertido en una herramienta de lo más práctica.


Las podadoras robot cortan el césped en horarios programados y luego regresan a la base donde se recargan sin ningún tipo de intervención humana. Esto es lo que hace que las mismas sean tan prácticas.

Otra función avanzada que tiene por lo menos uno de los modelos, es que es auto programable. Estos dispositivos trabajan de acuerdo al tamaño del jardín y a la velocidad que crece el césped, por lo que este modelo, al regresar a su base de recarga, calcula automáticamente cuándo será la próxima vez que se activará para mantener el césped en su altura óptima.

Los sensores de lluvia se están convirtiendo en un accesorio común en las mismas. Si comienza a llover o los rociadores se activan, la cortadora regresará a su base. Que se activaran para podar los días de lluvia, era una de los problemas de los primeros modelos.

Algunos modelos de cortadoras incluso tienen detectores de césped mojado. Si bien los sensores de lluvia fueron un avance significativo, los nuevos sensores para césped mojado son la solución definitiva al problema. Las lluvias fuertes o prolongadas pueden dejar el jardín mojado y el suelo blando durante días. Esto haría que las cortadoras más pesadas corran el riesgo de quedarse estancadas o sin tracción girando en falso. Por eso, antes era una necesidad básica de los propietarios de dichas máquinas tener bolsas de arena a mano para frenar el avance de las mismas.

Las baterías con iones de litio, le permiten a las nuevas cortadoras trabajar por más tiempo y recargarse más rápido. De hecho algunas con tan solo cuatro horas de carga pueden podar el césped dos veces al día si es necesario.

Además de la ventaja de recargarse más rápido, las baterías de litio no tienen los problemas de “memoria” asociados con las baterías de plomo ácido. Este problema ocurre cuando la batería no se descarga por completo. Entonces luego queda registrado este ciclo de vida útil más corto y se reduce su tiempo de funcionamiento antes de necesitar una nueva recarga.

Las podadoras robot se han vuelto a su vez más confiables. La incorporación de sensores de temperatura que detectan cuando el motor se recalienta así como los nuevos circuitos más resistentes al calor, han extendido la expectativa de vida de estas máquinas a diez años. Lo mismo que duraría una podadora manual.

Los nuevos modelos de podadoras robot casi no requieren mantenimiento. Solo debe cambiarse la cuchilla una vez al año y dejarla al resguardo durante el invierno.

Las nuevas podadoras robot pueden ocuparse de terrenos pequeños de menos de un metro cuadrado hasta otros de 20 metros cuadrados. Dependiendo del modelo, pueden trabajar en inclinaciones de hasta 30 grados. Todos los modelos de las grandes marcas son a prueba de agua y pueden permanecer a la intemperie durante toda la temporada de poda.

Las podadoras robot requieren que se instale un cable en el perímetro del jardín, para que poder funcionar. Colocar este cable es algo que debe hacerse solo una vez y que durará para siempre.

Delimitar el perímetro con un cable puede que sea la peor parte de adquirir una de estas cortadoras. Pero la verdad es que esta tarea no resulta tan difícil como parece. Usualmente tomas alrededor de 3 horas para aproximadamente 300 metros de cable. El mismo no debe ser enterrado, ya que el mismo césped y las raíces lo cubrirán en dos o tres semanas.

Si la cortadora debe pasar por encima de un cable, la misma se detendrá de inmediato. Esto hace sirve para que usted no tenga que preocuparse por que la misma se escape o que corte el césped del vecino.

Operar las podadoras robot es fácil. De hecho es más fácil que programar una video casetera. En teoría, usted necesitará programar la agenda de horarios de la podadora solo una vez al comienzo de cada estación. Las pantallas de LCD de las mismas vienen con todas las instrucciones y son fáciles de leer y comprender.

Hay una gran cantidad de sitios de internet que brindan información detallada sobre todas las funciones específicas de la los diferentes modelos de podadoras robots. Esperamos que este artículo le haya dado una descripción general que le haya despertado el interés para echarle un vistazo a estos nuevos dispositivos.

Las podadoras robot reducen el nivel de polución

 

Aún no siendo usted un protector del medio ambiente, el precio del gas hará que por lo menos quiera tomar una posición un poco más conservadora. El precio del gas continúa aumentando y, personalmente, eso hace que cada viaje a la estación con mi pequeña garrafa roja no sea un viaje de placer tanto como una tarea bastante tortuosa.


Es sabido que las podadoras de césped a gas son una gran fuente de polución para el medio ambiente. Se estima que una hora de funcionamiento de una podadora equivale a manejar un auto de doble tracción 150 kilómetros. He leído que las podadoras a gas representan el 5% de la polución que genera todo el país. En internet pueden encontrarse estadísticas aún más alarmantes.

Los fertilizantes y pesticidas están contaminando nuestros ríos así como los herbicidas que luego son arrastrados por la lluvia y luego contaminan el Delta. Nos preocupamos por que otros países quieran sacarnos nuestras reservas de agua potable, pero mientras tanto nosotros las seguimos contaminando y echando a perder.

A pesar de que cada vez más ciudades están poniendo restricciones en el uso del agua, las compañías de regadores parecen no dar a basto con la demanda. Durante los meses más secos del año, solo basta con manejar un par de cuadras a la mañana temprano para tener un lavado de auto gratuito. Incluso durante los días de lluvia, los rociadores están funcionando al máximo.

Entonces, ¿qué es lo que podemos hacer para mantener nuestro césped en condiciones sin dañar al medio ambiente? Las podadoras robot son una de las alternativas.

Las podadoras robot pueden cortar el césped de acuerdo a un itinerario y cuando terminan regresan automáticamente a su base donde recargan sus baterías. Esto trae dos beneficios. El más evidente es que le deja a usted más tiempo para hacer otras cosas. El segundo es que las personas al pasar menos tiempo en sus jardines, eso haría que disminuya el uso de herbicidas y pesticidas y, con eso, el nivel de contaminación del agua.

Al dejar que el césped crezca muy alto y luego cortarlo, hace que los restos queden cubriendo al césped de manera que el rocío de la mañana no pueda penetrar por entre el mismo o que no deje que le den los rayos del sol. En cambio, las podadoras robot cortarán su césped con mayor regularidad y tan solo podarán las puntitas del mismo. De esta manera los restos pueden infiltrarse por entre el mismo césped y servir como fertilizante natural para el suelo. Eso reducirá la cantidad de agua necesaria para regarlo así como la cantidad de fertilizantes, y el resultado será un césped más sano y radiante.

Las podadoras robot funcionan a batería. No consumen ni gas ni combustible. El costo en electricidad es muy bajo aún si se suma el consumo de toda la temporada de poda. ¡Eso sí que es ahorrar!

Gracias a los materiales de primera calidad con los que hoy se fabrican las podadoras robot, la expectativa de vida de las mismas es de 10 años, la misma que la de las podadoras convencionales.

En resumen, las podadoras robot no generan polución, son totalmente autónomas y reducirán drásticamente las cantidades que necesite de agua y fertilizantes a la vez que mantienen su jardín más verde y hermoso que nunca. Salvemos al planeta y salvemos nuestras preocupaciones.

¿Cuánta agua necesita realmente su césped?

 

Bueno, mientras que el tipo de suelo, la cantidad de horas de sol y el clima, todos influyen, una buena regla general es entre tres centímetros y medio, cuatro por semana.

Lo más importante que debe tener presente es cómo riega usted su césped. Y lo mejor para que el mismo crezca sano y con raíces fuertes es regarlo bastante pero no con mucha frecuencia.


Supongamos que decide regarlo con 4 cms. de agua a la semana. Lo que puede hacer es dividir esa cantidad en dos dosis o mismo en una, pero lo que no conviene que haga es repartirlo en dos días distintos. Si hace eso, su césped desarrollará raíces superficiales y esto puede traerle problemas de inundaciones a futuro.

Si su suelo es arenoso, lo mejor es regar el césped dos veces a la semana debido a que en este tipo de suelo el agua drena con mucha más facilidad y más rápido que en los otros, y no le da tiempo a las raíces de su césped sediento a absorberla.

Por el mismo motivo, si su suelo es denso y muy seco, lo mejor en ese caso es regar el césped tres veces por semana debido a estas características.

Si usted no está del todo seguro sobre la cantidad de agua que expenden sus regadores, coloque algunos recipientes de plástico para medir cuánta agua está recibiendo su césped y luego ajuste el tiempo que permanecen encendidos de manera que la cantidad sea la adecuada. A su vez, colocar dichos recipientes puede servir para comprobar que los regadores están expendiendo el agua de forma pareja en todo el jardín.

El mejor momento del día para regar es bien temprano a la mañana. Si espera a la tarde para hacerlo, parte del agua se evaporará y se perderá en su función de riego. Y si lo hace de noche, tardará más en secarse y el agua estancada puede ser un lugar propicio para el cultivo de bacterias y enfermedades.

Un consejo para asegurarse de que su césped lucirá bien aún cuando comienza a hacer mucho calor, es no cortarlo muy corto y no barrer los restos de la poda. Al permitir que el mismo crezca más alto, está permitiendo que el pasto pueda asentarse mejor en el terreno. Por su parte, los restos de la posa sirven para darle al suelo más minerales y nutrientes que favorecen las condiciones del mismo y con eso el crecimiento de las raíces. A diferencia de lo que dicta la creencia popular, esto no hará que se junten restos que ensucien su jardín.

Con todo estos consejos usted podrá observar que el cómo se riega su césped es tan importante como el cuánto. De ahora en más no le resultará tan difícil mantenerlo verde y lustroso si solo invierte un poco de tempo en planificar cómo y cuánto lo va a regar.

Arme una fuente de jardín con piedras

 

Hoy en día parece que todos desean un jardín con algo con algo con agua. Puede que sea algo pequeño o más grande y redondeado, pero sea como sea la misma siempre brinda tranquilidad a su jardín. Cuando planee su diseño con agua, usted puede incorporar piedras naturales de distintas maneras. Las piedras más grandes alrededor de los bordes le dan una mejor terminación. También puede usarlas para cubrir la base donde irá el agua así como para tapar cables o bombas de agua. Antes de elegir el tipo de piedras, recuerde humedecer una muestra para ver como lucirá en el agua.

Una laguna artificial para su jardín

 

La misma regla de chequear el color de las piedras bajo el agua rige para las lagunas artificiales. Las piedras naturales suelen estar sucias cuando se las juntas y luego de lavarlas se puede ver su verdadero color. Las lagunas lucirán muy bien si se le construye un borde alrededor usando cualquiera de la gran variedad de materiales como rocas, metal o madera entre otros. Usted puede incluso mezclar varios tamaños de piedras para lograr una apariencia más natural.

Instale un estanque en su jardín

 

Los estanques involucran un poco más de trabajo, pero son fáciles de hacer si el proyecto se pone en manos de alguien competente. Una vez más, hay juegos que están disponibles en su casa de mejoras del hogar o en su centro de jardinería local. Para poder instalar un estanque, usted primero deberá cavar un hoyo en una locación apropiada. Los estanques normalmente tienen sólo algunos centímetros de profundidad, pero igual puede llevar bastante trabajo cavar toda esa tierra. Luego deberá delinear el agujero con un delineador flexible de estanques o un delineador de plástico macizo. Luego debe agregar rocas y un sistema de filtración de estanque. Luego de verter el agua, puede agregar un poco de vida silvestre y hasta peces, si así lo desea.

Dele estilo a sus exteriores con una fuente de jardín

 

¿Cómo hace para tomar un patio aburrido y transformarlo en algo especial? Agregando un artefacto acuático. Los artefactos acuáticos pueden transformar lo ordinario en algo increíble y podrán esconder el ruido de ambiente creando una atmósfera pacífica y tranquila. Todo lo que debe decidir es el tipo de artículo que quiere.


Aquí le ofrecemos algunas opciones:
Las fuentes de jardín son una de las adiciones más fáciles que puede haber. La mayoría de las casas de mejoras del hogar y centros de jardín podrán tener juegos para crearlas usted mismo. Puede elegir de una amplia variedad de modelos, incluyendo fuentes que se sostengan a sí mismas y otras que cuelgan de la pared. Todo lo que tiene que hacer es instalar la posición de la fuente, llenarla con agua y enchufar la bomba. Si quiere volverse creativo, puede hasta hacer su propia fuente a partir de artículos usados, algunos tubos de plástico y una pequeña bomba de agua.

La belleza de una cascada para su jardín

 

Si usted quiere más que un estanque básico, puede tratar instalando una cascada. Esta instalación es un poco más complicada y tal vez querrá consultar a un diseñador profesional. Toma un poco de experiencia planificar el flujo del agua de una cascada.


Las cascadas son excelentes para agregar a un diseño de exteriores si cuenta con una pileta. Podrá hacer que una pileta ordinaria sea un hermoso lugar adonde mirar.

Con todas estas opciones, puede ser un poco difícil decidir qué tipo de artículo acuático quiere agregar en su jardín. Investigue sus opciones y elija el artículo que mejor pueda adaptarse a su presupuesto y a su nivel de experiencia.

Mantenga saludable el suelo de su jardín

 

El suelo es un conjunto de rocas rotas por el clima, minerales, materiales de plantas y otros ingredientes orgánicos. Todo esto toma mucho tiempo para desarrollarse, pero puede ser dañado por nuestra acción negligente en una sola estación.


Las plantas pueden obtener nutrientes del suelo utilizando sus raíces y asimilarlos para utilizar materiales para crecer raíces nuevas, hojas y flores. Todo jardinero debe tener mucho cuidado con su suelo, tomándose un tiempo para reemplazar la comida y los demás elementos utilizados. Debemos tratarlo con cariño, no como sólo un trozo de tierra.

Un suelo saludable debería contener una mezcla de aire, agua, nutrientes y materia orgánica. Podemos proteger esta mezcla de la siguiente manera:

Agregar materia orgánica de manera regular es probablemente una de las mejores cosas que podemos hacer. Agregar composta, corteza de árbol y excremento de animal puede hacer muchas cosas:

+ Aumentar la capacidad del suelo de mantener nutrientes.
+ Hacer que el alimento de las plantas esté disponible por un período de tiempo mayor.
+ Disminuir la cantidad de nutrientes perdidos por la erosión o el blanqueo.
+ Proveer micro nutrientes que son necesitados por las plantas en pequeñas cantidades.
+ Soltar nutrientes que ya están en el suelo aumentando la acción de los microorganismos positivos.
+ Aumentar la capacidad de los suelos arenosos de sostener el agua.
+ Aumentar el drenaje de los suelos de arcilla.
+ Ahorrar dinero.

No aplique fertilizantes en el patio hasta obtener una buena lluvia; y, para obtener un resultado que dure más y que sea más seguro, utilice fertilizantes orgánicos. El suelo mojado pone los nutrientes en una solución que ayuda a distribuir el alimento para que pueda ser absorbido por las raíces de las plantas.

La habilidad de drenaje del suelo es importante. Pero cuando usted lee frases como “plante en un suelo de buen drenaje” o “la planta no disfruta de un suelo mojado”, están hablando acerca de la necesidad de aire que tiene la planta. Las raíces de las plantas necesitan oxígeno y cualquier suelo que tenga agua estancada será un suelo con una deficiencia de oxígeno.

Muchas plantas podrán soportar condiciones de alta humedad durante la estación de crecimiento, pero cuando entren en un periodo de hibernación, las mismas condiciones podrán matarlas. Mejorando el drenaje la planta tendrá un mejor ambiente para crecer.

Otro problema es que el suelo se vuelva demasiado compacto por los tractores y por otros equipos o solamente por la pavimentación de los años. Podrá encontrar suelos compactos en la mayoría de las tierras, desde hace jardines a los de granjas.

Pavimentar un suelo que sea demasiado mojado podrá producir concentraciones de tierra y arruinará la composición del suelo. Esta condición toma mucho tiempo en devolverle la salud a la tierra. Para saber si su suelo está demasiado húmedo, tome un poco con la mano y apriételo, si se rompe en su mano entonces está listo para ser pavimentado, pero si mantiene su forma entonces está demasiado mojado. Algunas personas piensan que la pavimentación no es buena para la estructura del suelo en ninguna ocasión. Expone a los microorganismos positivos al ambiente y hace que se destruyan.

Los jardineros podrán preguntarse si es mejor pavimentar el jardín en la primavera o en el otoño. Pavimentar el suelo en el otoño tiene algunas ventajas sobre la primavera. Cuando llega la primavera le permite una plantación temprana, debido a que la preparación del suelo básica ya está hecha. Pavimentar en el otoño permite que mucha materia orgánica se convierte en suelo y empiece a descomponerse, debido a que los microbios están en constante actividad.

Una excelente fuente de materia orgánica son las hojas caídas. Trate de poner una gruesa capa de hojas en el suelo en este otoño y para la primavera ya se habrán descompuesto.

El otoño es un buen momento para probar su suelo y esto debería hacerse cada dos años. En conclusión, poder seguir los pasos descritos podrá mejorar el elemento orgánico de su jardín. Es solamente un punto básico.

Diseñe un jardín japonés para su casa

 

Existe una variedad de elementos utilizados en los jardines japoneses, pero los tres más importantes y básicos que podrá encontrar en cualquier diseño son las rocas, las plantas y los artefactos de agua. En este artículo, vamos a enfocarnos en las rocas, un elemento muy visible y útil en los jardines japoneses que tienen muchas aplicaciones prácticas viables, junto a distintas cualidades estéticas.


1) Los peñascos grandes pueden bloquear vistas indeseables. Por ejemplo, tal vez su manguera de agua y su bomba de agua estén en su jardín y usted no querrá que los visitantes puedan verlas. Un gran peñasco y un arbusto complementario podrán esconder estos objetos fuera de lugar, pero dejándolos al alcance para poder utilizarlo cuando las necesite.

2) Donde las plantas tienen problemas para crecer se pueden poner rocas interesantes. Algunas veces usted podrá encontrar un área particular de su jardín donde las plantas no parecen crecer, sin importar lo que haga con el suelo. Tal vez está demasiado húmedo o tal vez tiene demasiada arcilla. Sin importar cuál sea el problema, un buen arreglo de rocas podrá ayudarle.

3) Utilice rocas para realzar la vista de un artículo acuático. Ubíquelas cerca de los estanques para crear una apariencia más natural y más interesante. Al lado de un estanque de agua, poner una piedra plana y suave puede servir para arrodillarse. Una piedra más grande puede servir como un lugar para sentarse.

4) Las piedras y los peñascos pueden servir para definir un lugar para caminar. Un grupo de rocas puestas en forma de camino provee un interés visual y una guía para que el paseante vaya por el camino correcto. También fomentan a bajar la velocidad y contemplar el arreglo, haciendo más disfrutable la caminata.

5) Bloquee una porción del jardín o del camino. Puede utilizar piedras para bloquear un área a donde no quiere que la gente entre. Formarán una barrera natural, pero debe asegurarse de que también formen un arreglo interesante.

6) Las rocas son un fabuloso soporte visual para las plantas. Una roca angular y vertical es un soporte único para un grupo de plantas. Ubique la roca un poco lejos de la planta, como para proveer una sensación de profundidad y permitir que las plantas sean el foco (o viceversa).

7) Asegure los declives y retenga la forma de las paredes de tierra. Los peñascos y las piedras grandes son materiales naturales excelentes para utilizar con las paredes de estructura débil. En los declives, las piedras planas funcionan como escalones.

8) Defina un arroyo. Como en la naturaleza, las rocas siempre podrán ser encontradas cerca de un arroyo. Asegure las rocas dentro de los bancos para ayudar a prevenir la erosión de la tierra por el agua.