‘Alfombras’ Category

Consejos Para Limpiar Alfombras

¿Recuerda como se veía su nueva alfombra apenas la compró? ¿Se encuentra frustrado al ver que tan solo un tiempo después de haberla comprado, par...

 

¿Recuerda como se veía su nueva alfombra apenas la compró? ¿Se encuentra frustrado al ver que tan solo un tiempo después de haberla comprado, parece que la tiene que cambiar de nuevo? Mantener a su alfombra limpia y como nueva ya no es un trabajo sencillo. Para aprovechar al máximo el desgaste de su alfombra, utilice los siguientes consejos para limpiarla por su cuenta.


El mantenimiento regular es vital para la vida de su alfombra. Al pasarle la aspiradora una vez por semana, y no permitiendo que se usen zapatos en su hogar, usted puede extender la durabilidad de su alfombra 5 años o más. Pasar la alfombra con regularidad evita que la suciedad y la mugre se adhieran a las fibras de la misma. Permitiendo que la gente solo camine en medias y pantuflas por la alfombra, evitará que la misma se ensucie con machas difíciles de eliminar, tales como el barro y aceites.

Si su alfombra se mancha o ensucia, existen varios productos caseros y consejos fáciles que usted puede utilizar para hacer que la misma se vea como nueva una vez más.

Al limpiar la alfombra, siempre use una solución de agua caliente. El agua caliente permite eliminar la suciedad y los aceites completamente y con más velocidad. Para la solución de limpieza usted puede usar cualquier producto comercial disponible, pero una simple mezcla de agua y vinagre funcionará igual de bien. El vinagre blanco puede eliminar la suciedad de las fibras haciendo que su alfombra este más suave y limpia.

Para las manchas, existen varios tratamientos. La soda funciona bien para las manchas de vino tinto. EL limpiador de frenos funciona para las manchas de comida rebeldes, y el aceite penetrante funciona para las manchas de aceite o de grasa.

Para usar el limpiador de frenos, simplemente aplique el limpiador a un trapo y luego seque la mancha. Una vez que la mancha ya no este, enjuague el área con una solución de vinagre y agua. Para usar el aceite penetrante WD40, simplemente rocíe el área manchada y permita que el limpiador repose durante 20 minutos. Seque el área y luego enjuáguela con una mezcla de detergente y agua.

El mejor consejo para eliminar las manchas generales de las alfombras, es usar crema para afeitar. La crema para afeitar, cuando se aplica directamente a la mancha, y se deja reposar durante 30 minutos, elimina casi cualquier tipo de mancha. Luego de que la crema haya reposado, gentilmente séquela con un trapo blanco seco. Asegúrese de enjuagar bien el agua con una solución de agua y aceite después de limpiarla.

Cuando limpie las manchas de la alfombra, recuerde secar la parte afectada y nunca frotarla. Si la frota, las partículas penetran las fibras de la alfombra y puede llevar a que las mismas se rompan.

Al utilizar estos consejos simples para limpiar la alfombra, usted podrá hacer que esta tarea, junto al mantenimiento de la alfombra sea bastante sencillo. Además, podrá ahorrarse dinero en productos y aun así tener alfombras de las que se sentirá orgulloso de mostrar.

Alfombras orientales: ¿originales o no? Cómo calcular su valor

 

Las alfombras orientales resultan muy prácticas si tiene algún rayón o manchas en el suelo que desea ocultar, o si desea reemplazar aquella carpeta que su mascota arruinó el mes pasado. No! Chiste! Este tipo de alfombras son demasiado lindas e invaluables como para usarlas para cubrir los rastros de mugre y rasgaduras que hacen que su piso alfombrado luzca muy mal. Por alfombras orientales entendemos a todas aquellas que, como lo dice el nombre, de allí prevengan. Las de Anatolia, de Arabia, las Caucásicas, de Asia central, chinas, indias, kurdas, persas y de Turkemenistán. Los reyes árabes las usaban y fueron transportadas a Europa para uso de la nobleza desde los tiempos más remotos. Datando de hace 500 años A.C., son las alfombras persas las que representan el patrimonio cultural más antiguo en tejidos.


El valor de las alfombras orientales puede apreciarse a partir de su historia, la región de Asia de la que proceden y el método de tejido empleado. Las alfombras genuinas se distinguen por dicho método. Generalmente hechas a mano a partir de unos ovillos de hilos únicos en el centro y en el oeste de Asia. Es un trabajo largo y arduo, por lo que una típica alfombra de buena calidad puede tomar meses e incluso años de trabajo hasta ser terminada.

Si usted desea saber cómo hacer para reconocer las alfombras de mejor calidad, lo primero a tener en cuanta es el diseño. Por ejemplo, puede tratarse de una alfombra lisa, pero sierre y cuando usted esté seguro de que fue tejida a mano, entonces se trata de una genuina alfombra oriental. Por otro lado, si tiene un diseño, debe mirar muy de cerca para corroborar que el fondo esté lleno de pequeños detalles tejidos, como pequeñas dibujos curvos. Si dicho fondo se encuentra totalmente cubierto por los mismos, entonces esa alfombra es un 10 (el puntaje más alto). Pero si el diseño del fondo es simple y parece un dibujo impreso o pintado a mano, entonces es un 1 o un 2 (el más bajo).

En términos de material, tanto si está hecha de hilos de seda, como si tiene detalles en este material, nos indicarían que es de alta calidad. Si tiene terminaciones en lana fina, algodón o lana ordinaria, entonces denle de 7 a 4 puntos. Las de peor calidad son aquellas hechas de yute. Sin embargo, hay algunos decoradores que prefieren el yute por su consistencia y textura más que por su valor estético.

Por otro lado, Hoy en día encontramos una variedad de alfombras sintéticas hechas en máquinas, accesibles para aquellos que no estén dispuestos a pagar una gran suma de dinero y luego tener que esperar algunos meses para tener su propia alfombra oriental. Las alfombras orientales son mayormente elegidas por sus intrincados detalles y diseños, ideales para lograr un diseño de interiores adorable y atractivo. Si el valor artístico implicado no es importante para usted, entonces es aconsejable que ordene una alfombra que luzca igual que las auténticas, pero hecha en alguna industria textil de los Estados Unidos.

Guía para comprar la alfombra perfecta

 

Las alfombras son casi siempre el centro de atención en una habitación. Una alfombra bien elegida y colocada en el lugar correcto, le da vida al ambiente, realza la decoración y puede servir para unir dos ambientes. Hacer una elección de este tipo no siempre es fácil, por eso a continuación le ofrecemos una guía rápida para saber qué buscar.


Para empezar, es necesario saber que a la hora de comprar una alfombra, es importante encontrar una que usted realmente ame, no solamente algo para cubrir el piso y que pegue con el resto de la decoración. Esto aplica sobre todo si usted está buscando una alfombra de buena calidad. Una así, durará mucho más que el resto de su decoración actual, por eso le conviene elegir algo para usted más que para su habitación. De esta manera, usted siempre puede mover la alfombra de un cuarto a otro y, si se muda, usted podrá llevarla sabiendo que posee una alfombra que realmente le gusta por como es en sí y no por cómo se luce junto a su antigua paleta de colores.

Por su puesto que esto no siempre es tan práctico y hay otras cosas a tener en cuenta.

Los materiales y la calidad son ambos muy importantes y por su puesto, estarán condicionados por el presupuesto. Debe decidir que tipo de calidad se adecua al propósito de la alfombra: mientras las anudadas a mano son las más finas que hay y durarán para toda la visa, la calidad de las hechas a máquina pueden ir desde las que duran como mucho un año hasta las de muy alta calidad que compiten en durabilidad con las primeras. La calidad de las alfombras hechas en máquinas se puede juzgar de acuerdo a la cantidad de puntadas por metro cuadrado o por el peso. Sin embargo, el peso puede resultar ser un parámetro confuso, ya que las alfombras de diferentes tamaños pesarán distinto. Éste resulta útil si se desea elegir entre dos alfombras de igual tamaño y material, siendo la más pesada la de mejor calidad.

El tipo de material influye mucho en la calidad y en el costo, así como en el diseño y en la textura. La seda y la lana son los materiales más costosos y generalmente los de mejor calidad, aunque hay diferentes variedades de ambos. Una lana de buena calidad puede durar varias décadas, mientras que una de mala se deshará al poco tiempo. Las alfombras de viscosa son una alternativa económica para las de seda y vienen comúnmente hechas a máquina. No se justificaría hacer una alfombra de seda a máquina, por lo que se suele usar la viscosa que tiene una textura y apariencia similar. Si bien pueden resultar muy placenteras al tacto y la vista, este material al no ser fácil de lavar, no se recomienda para habitaciones con mucho tráfico de gente.

Consejos para comprar alfombras

 

Las fibras de bambú y otros materiales naturales para aquellos que buscan crear un ambiente natural y amigable, han adquirido popularidad en los últimos años.


Los patrones y los colores le dan al ambiente su carácter específico, así que debe decidir si desea que si alfombra se mezcle con el alrededor o si quiere que sobresalga. Las alfombras que estaban de moda hace unos años, pueden parecer hoy extremas en sus colores y diseños. Pero con tanta gente que hoy opta por un esquema neutral con paredes blancas y pisos lisos, estas alfombras llamativas pueden ser una buena alternativa para agregar de manera rápida y práctica un poco de personalidad al ambiente – esta es una tendencia en gente que no ve su casa como un lugar de paso sino un sitio para relajarse y sentirse como en casa. Una alfombra sin bordes daría la sensación de un espacio desestructurado mientras que una con bordes serviría para darle profundidad al ambiente.

Las alfombras definen el espacio en una habitación. Las más grandes hacen lucir el lugar más amplio, unifican el ambiente y le agregan elegancia, mientras que las más pequeñas sirven para seccionar el lugar o suavizar bordes. Trate colocando hojas de diario en el suelo para probar cuál sería el tamaño ideal para usted.

Estudiar los presupuestos es un factor clave. Tanto el precio como el valor a largo plazo de una alfombra , se verá influenciado por varios factores como el material, la cantidad de nudos (en las alfombras hechas a mano) o la densidad (en las hecha a máquina) así como por quién fue diseñada.

En resumen, es mejor elegir una habitación para una alfombra y no una alfombra para una habitación, hay que considerar el tráfico que deberá soportar la misma a la hora de elegir el material y recién luego ver el diseño y los colores. Revisa tu presupuesto y decide cuán flexible puedes ser por a alfombra perfecta. Una alfombra para una habitación: si es posible trata de que a la hora de decorar, la alfombra sea lo primero que elijas, ya que luego lo demás es más fácil de combinar que si lo haces al revés.

Aprendiendo a elegir una alfombra para el hogar

 

Cuando esté seleccionando una alfombra, usted debe considerar muchos aspectos estéticos y técnicos. Habiendo más de 100 estilos y colores de los cuales elegir cada año, seleccionar la alfombra que pueda combinar con sus necesidades puede ser una tarea abrumadora.


Las alfombras están disponibles en una miríada de texturas, construcciones, colores y diseños, abriéndole la puerta a infinitas posibilidades de diseño de interiores. La combinación del color y la textura podrá complementar la combinación de un ambiente casual y formal, mientras trae continuidad al diseño general de la habitación.

El factor más importante a considerar al momento de buscar una alfombra para comprar es la cantidad de tráfico que se dará en el área en que irá a instalar la alfombra y el uso que pretende de esa habitación. La construcción de la alfombra y la textura son aspectos claves al momento de seleccionar una alfombra para un uso y un área específicas.

El poliéster, el nailon y la olefina son las fibras más usadas en la fabricación de alfombras, cada una mostrando ciertas características inherentes que las hacen apropiadas para distintas aplicaciones. A pesar de que es la más cara de las fibras, el nailon es también la más resistente y suave, haciéndola apropiada para todas las habitaciones de su casa, incluyendo aquellas que tengan mucho tráfico.

Conozca los distintos tipos de alfombras para su casa

 

La olefina tiene fibras teñidas en una solución especial, resultando en una alfombra resistente a las manchas que puede ser limpiada utilizando un blanqueador y un poco de agua, sin sufrir la pérdida del color. A diferencia de las otras fibras, la olefina es resistente al desvanecimiento, al moho y a la humedad, resultando en una alfombra que podrá funcionar bien en áreas exteriores e interiores. La olefina, sin embargo, no es muy elástica y por eso sólo debería ser considerada en una construcción bereber.


Las alfombras están disponibles para las construcciones berber o afelpadas.. Las alfombras bereber son construidas con una vuelta de las fibras de nivel continuo, mientras que las afelpadas son construidas con vueltas de hilo que han sido cortadas, resultando en tiras verticales de las fibras.

Las alfombras bereber no se hunden ni se rompen, debido a su construcción. Sin embargo son un poco más duras, e incómodas para sentarse o acostarse. Además, pueden ser dañadas por las mascotas con largas uñas. Este tipo alfombras son especiales para las áreas con mucho tráfico como los pasillos, las salas de estar y las entradas, sin embargo su textura dura hace que sean una opción menos atractiva para los dormitorios.

Las alfombras afelpadas son más suaves para caminar encima y ofrecen un mejor aislamiento sonoro y termal. Sin embargo, tienden a aplastarse y romperse cuando son sometidas a mucho tráfico. La utilización de una fibra de nailon junto a una construcción apretada y baja podrá limitar el deterioro de la alfombra, debido a la elasticidad natural que tiene la fibra del nailon y el soporte adicional ganado por una construcción apretada.

Las garantías de las alfombras cubren al producto por 5 a 10 años y como regla general no cubren manchas y no son transferibles. La mayoría de las garantías requieren que la instalación de la nueva alfombra venga con un acolchado inferior para poder preservar el producto.

Siguiendo las instrucciones de mantenimiento del fabricante y utilizando solamente químicos limpiadores aprobados usted podrá asegurarse de que su alfombra podrá funcionar bien por años y años.

¿Cómo elegir alfombras para su casa u oficina?

 

Imagine el aspecto final que desea para la habitación. ¿Desea una habitación organizada, o una habitación rica en colores o textura? Si usted comienza con una habitación totalmente vacía, elija una alfombra y luego pinte o tapice las paredes con colores que combinen.


Tenga en cuenta que la alfombra tiene que encajar en el cuarto. Piense en como se utiliza la sala, en cuanta circulación de personas recibe y quien la va a utilizar. Para las zonas de la casa que tienen mucha circulación, tales como los pasillos y los vestíbulos, es posible que desee una alfombra resistente y decorativa a la vez.

Si usted comienza con los muebles, elija una alfombra que resalte los colores de los mismos. El diseño de la alfombra debe estar acorde con el diseño general.

Mida las dimensiones de la habitación y el área que desea cubrir. Los tamaños de alfombras más comunes son 1 x 2 metros. Quedan bien debajo de las mesas pequeñas.

Una alfombra de 3×5 metros, o una más grande, puede cubrir toda una habitación. Para áreas más pequeñas, como delante de un fregadero de cocina, las alfombras agregan color y calidez. Una alfombra con un diseño exótico puede llegar a ser el punto focal de una habitación con muebles de patrones sólidos o pasivos.

Las alfombras de colores claros hacen que una habitación se vea más espaciosa. Elija una alfombra que quede bien, y tenga un buen espesor y una buena fibra. Cuanto mayor sea su espesor, mejor será la alfombra.

Los hilados sintéticos, el nylon, el poliéster, el polipropileno, el acrílico, y la lana y el algodón natural, son duraderos, suaves y fáciles de limpiar. Su alfombra no sólo debe verse bien, sino que también debe funcionar bien.

Consejos para comprar alfombras

 

Algunos puntos para tener en mente.
a) La firmeza, grosor y nudos de la parte de atrás de una alfombra son algunos de los factores más importantes utilizados para determinar la calidad y el valor de una alfombra. Es el número de nudos por unidad y su patrón, colores y la calidad de el hilo utilizado lo que le ayudará a juzgar la calidad general de una alfombra. En promedio, una buena alfombra tendrá de 100 a 200 nudos por pulgada cuadrada.
Mientras mayor sea el número de nudos, más será el valor de la alfombra. Entre las alfombras más populares se podrán incluir las alfombras tibetanas y las Kashmiri Bokhara (que pueden tener hasta 2000 nudos por pulgada cuadrada o más).


b) Otros factores que debería considerar antes de comprar es el tipo de tienda. No se confíe de los vendedores. Especialmente de aquellos que lo presionan demasiado para hacer una decisión. Procure obtener la mayor cantidad de información posible, para poder hacer preguntas específicas. De hecho, la información por Internet es una gran manera de educarse. Su pregunta típica debería tener que ver con el contenido de la fibra, el país de origen, la calidad del hilo y también la cantidad de nudos por pulgada. Entre a la Internet y realice un poco de investigación acerca de lo que planea comprar. Existen algunas tiendas auténticas por Internet que tienen algunos diseños modernos muy buenos.

Algunas de las alfombras tibetanas tienen nudos hechos a mano con lana de lanolina del Himalaya. La mejor parte es que los patrones son lo suficientemente modernos como para combinar con cualquier estilo de vida moderno que pueda rodearlo con una calidad de artesanía muy alta y un diseño muy hermoso. No es solamente los esfuerzos de la gente con muchas habilidades sino también es la certificación Rug Mark que asegura que la ganancia estará destinada a construir escuelas, programas y oportunidades que le dan a los niños la posibilidad de poder volver a tener su niñez terminando con el trabajo esclavo en la industria de alfombras en el sur de Asia.

Si usted busca un amplio rango de alfombras tibetanas, podrá encontrar algunas exclusivas en Spacify, donde encontrará algunas muestras de alfombras, como las del diseño “geo isphere”, “eskiu geo” y “kalos geo moderna”.

Alfombras persas: calidad y diseño

 

Las alfombras persas baratas que usted encuentra en la mayoría de las tiendas de descuento se hacen usualmente de materiales sintéticos (y se hacen casi seguramente en lugares lejos de Persia). Al comprar una alfombra persa verdadera, existen realmente sólo tres elecciones de materiales – la lana, el algodón y la seda. Estas fibras son todas lisas y son más durables que las sintéticas. La lana teñida se usa tradicionalmente para hacer alfombras tribales. La seda es la elección más cara y lujosa. Algunas alfombras persas incluyen hebras de oro en su tejido.


Autenticidad.
Puede ser difícil de averiguar si la alfombra que usted escoja sea auténtica. Al comprar una alfombra persa, asegúrese de tratar con una compañía reputada. Lo mejor sería que le provean un certificado de autenticidad.

Nudos por pulgada cuadrada.
Nudos por pulgada cuadrada (NPPC) es una medida de calidad global. Básicamente mientras más alto sea el número, mejor será la alfombra. Busque alfombras que tengan un NPPC de al menos 80 a 100, es lo mejor.

Las imperfecciones.
Las alfombras persas auténticas se hacen a mano. Por eso tendrán imperfecciones leves. Esto es normal. De hecho, si una alfombra es demasiado perfecta, el fabricante usualmente introducirá una imperfección leve. Con tal de que la imperfección no se desvíe del motivo general de la alfombra, no debe preocuparse por ella.

El precio.
La mayoría de la gente empieza aquí para comprar una alfombra persa. Recuerde, cada una está hecha a mano y una alfombra persa de calidad puede tomar casi un año de fabricación. Al pensar acerca de cuánto gastar, considere los factores anteriormente citados. Además, el tamaño de la alfombra tendrá una influencia enorme sobre el precio. Afortunadamente, hay varios sitios de Internet que han eliminado al intermediario para permitirle a los clientes comprar alfombras persas auténticas de alta calidad, a un precio razonable.

Cómo comprar una alfombra persa

 

Una alfombra persa no es sólo una decoración doméstica, es una obra de arte funcional. Aunque muchas alfombras persas modernas se hacen en máquinas, usted todavía puede encontrar alfombras de alta calidad hechas a mano hoy en día. Antes de ir a comprar una alfombra persa, usted necesita entender lo que es y lo que no es.


Primero, existe a menudo una confusión considerable entre las alfombras orientales y las alfombras persas. Las alfombras orientales son alfombras hechas a mano venidas de una ancha región geográfica que se extiende desde el oeste de Turquía hasta el este de China. Abarca la región persa. Así que mientras que las alfombras persas son también Alfombras Orientales, no todas las alfombras orientales son alfombras persas.

La alfombra persa es una parte esencial de la cultura y el arte persa. El tramado de las alfombras es una de las manifestaciones más distinguidas del arte y la cultura persa y data de la Edad de Bronce.

Una alfombra persa bien elaborada puede durar siglos. Las más antiguas alfombras persas sobrevivientes vienen del siglo 16, dando testimonio de su durabilidad. Sin embargo, los esbozos pintados prueban una historia más larga de producción. Hay mucha variedad entre las alfombras persas clásicas del siglo 16 y 17. Los motivos comunes incluyen redes de vid que se enrollan, los motivos árabes, las bandas de nube, los medallones y los compartimientos geométricos, en lugar de animales y humanos.

Las alfombras persas son identificadas por la región en la cual son producidas. Algunos de los tipos más ampliamente conocidos de alfombras persas incluyen al Tabriz, Kashan, Herat y Kerman. Cada uno tiene un estilo distintivo. Por ejemplo, las alfombras de Tabriz tienen un medallón central y una esquina acuartelada que superponen medallones sobre un campo de vides enrolladas. Al comprar una alfombra persa, simplemente recuerde el acrónimo MANIP, que significa: los materiales, la autenticidad, los nudos por pulgada cuadrada, las imperfecciones y el precio. Consideremos cada uno de estos.